Publicitat
Esports

Brilla el marcador más que el fútbol

Resolver en modo positivo escenarios poco favorables es una de las virtudes que diferencian a los equipos grandes de los medianos, aquellos que son capaces de ganar partidos no sólo cuando se practica un buen fútbol sino también en días más oscuros. Eso fue lo que le sucedió al Terrassa ante el Santfeliuenc, al que superó por una diferencia que no estuvo relacionada con su rendimiento. Los egarenses cuajaron un partido mediocre en esta oportunidad, seriamente lastrados por el elevado número de ausencias. Pese a ello, y agarrados a una efectividad ofensiva extraordinaria, sumaron su triunfo más amplio de la temporada junto al 4-1 al Vilafranca. Fue la cuarta victoria en las cinco últimas jornadas, un excelente balance que sitúa al conjunto de David Pirri a un punto de las plazas de promoción de ascenso cuando faltan tres jornadas para llegar a la mitad del campeonato.

Si el estado de felicidad en el que se ha instalado el Terrassa a nivel colectivo es indisimulable, a título individual la de Isaac Maldonado es visible a ojos de todo el mundo. El domingo volvió a jugar un partido en el Camp Olímpic tras su retorno del Vilafranca y escribió un guión inimaginable en la mejor de sus fantasías. Cuajó un partido excelente, muy por encima del tono general del equipo, y marcó dos goles extraordinarios que elevaron su protagonismo al nivel más alto. El primero se produjo en el minuto 16, en un centro chut desde fuera del área que sorprendió al portero visitante Santi, impotente para detener el excelente golpeo del extremo terrassista. El segundo resolvió las dudas que planteaba el fútbol indeciso de los locales cuando aún faltaban 18 minutos para el final. En esta oportunidad, Maldonado culminó un contragolpe levantando el balón por encima del portero en una acción de exquisito nivel estético.

Una victoria importante
El valor del resultado final cobró en esta oportunidad todo su valor, por encima del libro de estilo que el Terrassa de David Pirri defiende. Descosido por las bajas en todas las líneas, el principal objetivo de la tarde era conseguir los tres puntos. Y dejar para tiempos mejores los arrebatos estéticos. El técnico alineó a Adri Peña como sustituto de Eric en el centro de la defensa y rediseñó su dibujo situando a Óscar como media punta, apostando en esta oportunidad con un doble pivote formado por Adri Gimeno y Boniquet. Una de las principales novedades fue la participación de Maldonado en el once titular, ubicado en la banda derecha del ataque.

El fútbol del Terrassa se sostuvo en el inicio del partido, hasta que se produjo el primer gol. Monopolizó la posesión del balón y tuvo capacidad para llegar en un par de oportunidades al área rival (un disparo desviado de Maldonado y otro con igual fortuna de Aarón Bueno). Pero el 1 a 0 tuvo un efecto contrario al previsto y el conjunto egarense no se sostuvo como bloque, mostrando de golpe demasiadas carencias estructurales. Inadaptado al nuevo sistema táctico, el Terrassa se alejó del área contraria y sufrió al estar demasiado tiempo sin el balón. El desconcierto local se visualizó en la persona de Xavi Boniquet, excelso durante la mayor parte de la temporada pero desafortunado este domingo en las acciones más sencillas. Las imprecisiones y los errores se adueñaron del fútbol local, sostenido únicamente con una capacidad defensiva correcta. El Santfeliuenc fue trasladando el partido hacia el área egarense, aunque con escasa capacidad ofensiva. Un par de remates de Bolaños fue su única aportación en esa parcela.

Retoques
Tras el descanso Pirri situó a Óscar como delantero centro y reubicó a Aarón Bueno como interior. No mejoró en exceso el fútbol del Terrassa, pero encontró más equilibrio en la gestión del partido dado que tuvo menos sobresaltos. El Santfeliuenc, tímido en la faceta ofensiva, dejó espacios y así se produjo el segundo gol de Maldonado. Y después el de Chele, con el partido ya casi acabado.

El Terrassa, que sólo sufrió en una acción de Pere que resolvió Barragán, acabó jugando con Uri Serra en el centro del campo, Montero en la banda izquierda del ataque y Chele reconvertido en extremo derecho. Una señal inequívoca de que a este equipo le falta fondo de armario para la segunda mitad de la temporada, porque no siempre, con tantas limitaciones como esta semana en la que acumuló un total de cinco bajas, podrá resolver del mismo modo favorable un partido.

TERRASSA FC, 3
SANTFELIUENC, 0

TERRASSA FC.Barragán, Chele, Jou, Peña, Javi González, Adri, Boniquet, Maldonado, Óscar, Ángel y Aarón Bueno. Uri Serra suplió a Maldonado en el minuto 77; Montero a Aarón Bueno en el 85; y Samu a Ángel en el 88.

SANTFELIUEN FC. Santi, Víctor, Ortiz, Joserra, Alberto, Tena, Maldo, Bolaños, Toro, Adri Ruiz y Eric. Quiles y Pere entraron por Adri Ruiz y Eric en el minuto 68; Guillermo suplió a Joserra en el 77.

Árbitro. Carlos Rodríguez Enrique. Amonestó a Peña, Adri, Aarón Bueno, Joserra, Alberto, Toro y Adri Ruiz.

Goles. 1-0, minuto 16, Maldonado; 2-0, minuto 72, Maldonado; 3-0, minuto 90, Chele.

Público. Unos 500 espectadores en el Camp Olímpic. Se guardó un minuto de silencio por la muerte de Cristóbal Muñoz, hermano de la trabajadora del Terrassa Encarna Muñoz y cuñado del cuidador de material, Pepe Mármol.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top