Publicitat
Esports

El primero no siempre es el campeón

El Atlètic Terrassa ha ganado el vigesimoprimer título de Liga de su historia tras haber finalizado la fase regular del campeonato en cuarta posición y haber vivido una temporada convulsa. Esta circunstancia no ha sucedido esta temporada únicamente en España sino también en las otras tres grandes Ligas europeas: la holandesa, la alemana y la inglesa. No así en Bélgica y Francia, donde los ganadores de la fase regular sí acabaron imponiendo su superioridad en los "play off".

Este cambio de tendencia dentro de las seis mejores Ligas europeas se ha observado por vez primera esta temporada. El caso de la Liga española es, seguramente, el más significativo. El RC Polo, que se adjudicó la victoria en la final de la Copa del Rey disputada en Sant Cugat, dominó con absoluta autoridad la fase regular del campeonato. Acabó sumando 45 puntos, gracias a un excelente balance de 14 victorias, 3 empates y una sola derrota, encajada en la última jornada en Madrid ante el Club de Campo cuando no se jugaba ya nada y estaba más pendiente de los dos partidos de la ronda de cuartos de final que debía disputar ante el CD Terrassa que del duelo ante los madrileños.

Incluso en las últimas temporadas en las que encadenó tres Ligas consecutivas proclamándose asimismo campeón en la fase regular de la competición, su técnico, el gallego Carlos García Cuenca, había criticado siempre un sistema de competición que desautoriza "de facto" la relevancia de los dieciocho encuentros de la Liga regular y obliga a los equipos a jugárselo todo en dos fines de semana: primero en los también criticados cuartos de final y después en una semifinal y una final a partido único. A diferencia de otros países en que la final se celebra al mejor de tres encuentros, en España se ha asentado el encuentro único para decidir el nombre del campeón.

Cuatro de seis
En cuatro de las seis principales Ligas europeas se ha repetido esta temporada esta dinámica. En la más poderosa de todas ellas, la Liga holandesa, el Bloemendaal se adjudicó la parte regular de la competición, pero el campeón ha acabado siendo el Kampong de Utrecht, el equipo en el que debutó esta temporada el centrocampista internacional español Salva Piera, que llegó del Polo. En el "play off", el Kampong, vigente campeón de la Euro Hockey League con el egarense Ramon Alegre en sus filas, se impuso al Rotterdam por 4 a 3 en el partido decisivo en una emocionantísima tanda de "shoot-outs".

Igual en Alemania
Lo mismo sucedió en la Liga alemana. El Rot Weiss Köln, uno de los cuatro semifinalistas de la presente edición de la EHL, ganó la Liga regular, pero el título se lo ha acabado llevando el Harvestehuder, que derrotó en la final por 8 a 6 en el global de los dos encuentros a otro clásico del hockey alemán, el Club An der Alster. La misma dinámica aconteció en el campeonato inglés. El Surbiton se impuso en el torneo de la regularidad, pero a la hora de la verdad, el título fue para el Wimbledon, que se proclamó campeón en los "play off". El equipo del sudoeste de la ciudad de Londres participará también en la décima "final four" de la EHL, que se celebrará los días 3 y 4 de junio en la ciudad belga de

Las dos únicas notas disonantes entre los grandes torneos europeos las encontramos en Bélgica y Francia. En esos dos países sí se mantuvo la dinámica de ejercicios precedentes. En Bélgica, los Dragons (anfitriones de la "final four" de la EHL) levantaron su décimo título tras vencer por 9 a 2 en dos partidos al Herakles que entrenaba Xavi Arnau. Y en el caso de la competición francesa, el ganador de la Liga regular y del "play off" fue el mismo: el Racing Club de France parisino.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top