Publicitat
Esports

María Vicente, el futuro está aquí 

María Vicente es una de esas deportistas especiales, de aquellas que no pasan desapercibidas ni dentro ni fuera de la pista. Tiene el aura de quien está llamado a marcar una época en lo suyo, en este caso en el mundo del atletismo. Sólo tiene 17 años, pero sobre su carrera se han levantado muchas expectativas y muchas esperanzas de futuro. La temporada pasada se proclamó campeona del mundo y de Europa de heptatlón en categoría juvenil, campeona continental de triple salto y batió el récord mundial de heptatlón de su categoría. Una colección extraordinaria de éxitos que ha puesto la lupa sobre ella, tanto de la atención mediática como de ese escenario publicitario que busca en los héroes de la parcela deportiva a sus mejores reclamos. La multinacional Nike, sin ir más lejos, la ha incorporado recientemente a su colección de estrellas.

"No me presiona nada de ello", señala con naturalidad, deseosa de que se le juzgue sólo por su rendimiento atlético. "Mi objetivo es disfrutar en la pista. Y que salga lo que tenga que salir en base a mi trabajo. Practico atletismo porque me gusta, quiero disfrutarlo."

Una referencia
El pasado fin de semana estuvo en Terrassa, participando en la Nit de la UA Terrassa donde explicó sus experiencias a los jóvenes deportistas del club egarense. Y les relató que a ella, al principio, no le gustaba el atletismo, a pesar de que su madre era entrenadora. Lo suyo, por entonces, era el ballet clásico. "Mi madre me decía que probase. Pero yo pensaba que el atletismo era sólo correr y eso no me gustaba." Un día la llevaron, engañada, a las pistas y su percepción cambió. Y su vida también. "Comprobé que había muchas otras cosas, que no se trataba sólo de correr. Me decanté por las pruebas combinadas por la posibilidad que me daban de no hacer siempre lo mismo. Y ahora me encanta."

Becada en el CAR de Sant Cugat, donde combina estudios y atletismo, no ha abandonado el ballet, aunque ahora practica el estilo contemporáneo una vez por semana. En su agenda figura esta temporada señalado de forma especial el Campeonato de Europa sub-20, donde quiere confirmar las magníficas expectativas que recaen sobre ella. "Ahora estoy preparando la temporada de pista cubierta. Y ya tengo muchas ganas de empezar a competir", explica. Aunque el listón de resultados ha quedado muy alto, no quiere que eso suponga una presión extra. "Cuando fuí al Mundial mis objetivos no eran tan ambiciosos. Quería disfrutar, hacerlo lo mejor posible y salieron esos resultados. La motivación y las ganas siguen siendo las mismas ahora."

En relación a su papel en el Mundial de Nairobi, explica que ha significado un antes y un después en su carrera deportiva. "Me ha dado seguridad en mí misma. Fui siendo juvenil de primer año y ni me planteaba luchar por las medallas. El objetivo era ir al Mundial y estar entre las ocho mejores. Pero me situé entre las primeras y todo me salió a la perfección. Ahora sé que quiero dedicarme a esto y repetir resultados en las categorías absolutas." Explica que lo que peor lleva son las carreras de fondo. "No me gusta sufrir y el 800 es la prueba más difícil para mí en el heptatlón." Aunque también ha logrado el título europeo juvenil en triple salto, dice que su mirada está puesta en las pruebas combinadas. "Me siento incompleta si sólo me dedico a una prueba. Sé que puedo dar lo mejor de mí misma en varias."

Confiar en el futuro
Pese a sus éxitos actuales, María Vicente sabe que eso no le garantiza notoriedad en el futuro. "Ahora estoy haciendo las cosas muy bien, peso eso no significa nada. Puedo tener una lesión, estancarme en mis marcas y no mejorar. Hay que seguir entrenando duro para progresar a nivel absoluto. Yo quiero llegar más allá, para eso entreno."

El futuro lo tiene por escribir. "No me pongo límites, ni para bien ni para mal", explica. "Intento no pensar, disfrutar y pasármelo bien. No quiero objetivos ni marcas concretas, porque si no salen podría ser frustrante. Prefiero vivir el momento."

Abanderada de una magnífica y prometedora generación de atletas jóvenes, aventura éxitos para el atletismo español. "Se está viendo nuestro buen nivel en campeonatos internacionales de categorías menores. Espero que eso se refleje en pocos años".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top