Publicitat
Cultura i Espectacles

Joan Marsal, en la libertad y el romanticismo de las marinas

Justo en estos dos meses de campañas y griteríos electorales, hemos tenido la oportunidad de sentarnos ante las acuarelas que pinta Joan Marsal (Terrassa, 1964) y darnos a la contemplación de sus aguas traquilas, sus puertos y sus barcas, plasmados casi siempre en formatos grandes, muchos verticales. "Un punto de libertad, de romanticismo", afirma que siempre quiere dar a sus marinas este artista terrassense ya con un notable camino recorrido (y pionero en su día, en la década de 1980, de la música electrónica y el sintetizador en la ciudad, pero eso es otra historia).

Lejos de Martínez Lozano
Con los pintores que ponen barcas en sus obras, en Terrassa, surge siempre en la conversación quién tanto consiguió con esta temática, Josep Martínez Lozano (1923-2006). "Un gran maestro", para Marsal, "pero lo mío es otra cosa. Para empezar, no trabajo la acuarela sobre papel, sino sobre tela, porque te da mucho juego. En el papel, el color no lo puedes tocar, y en cambio, la tela te permite sacar y añadir, poner pigmentos, así que disfrutas mucho pintando".

Marsal comenzó con el óleo y el impresionismo de pincelada gruesa, para después trasladarse al realismo. "Buscaba aprender a combinar los colores, a trabajar la profundidad, la perspectiva." Pero tras este recorrido de una década, le surgió la necesidad de desarrollar una obra "más creativa, con un poco más de sentimiento, sin tanto afán de reproducir lo que estoy viendo". La temática la encontró en las marinas, "que pueden estar inspiradas en paisajes reales, pero en las que siempre hay mucho, en algunas todo, de mi imaginación".

Así, en los cuadros que reflejan los puertos de Palamós y Masnou, "me he inventado las barcas, que podrían ser de cualquier lugar. Pongo y saco lo que me parece, según la composición que busco. Una obra presenta un ambiente de tormenta, bajo el cual puse la ciudad de Estambul. Y otras son totalmente fruto de mi invención".

Oscurecimiento
A estos puertos indeterminados se adscribe la serie de tres acuarelas más recientes, con las que finaliza la exposición. "Port lliure", "Port de l’arengada" y "Cala llibertat" son sus títulos, y resultan más sombrías que las anteriores, casi nocturnas. "Me ha costado más ponerles color. También son marinas con aire de libertad y romanticismo, pero un poco más oscuras. No sé si será por los tiempos que vivimos, pero últimamente pinto más oscuro".

Señala Joan Marsal que su etapa con las marinas en acuarela está finalizando. "Quiero rematarla con algunas obras más grandes, de dos metros. Y tengo ya en mente otro tipo de obra, en óleo, también de tipo expresionista, pero poniéndole un poco más de color".

Exposición: Joan Marsal

Lugar: Granja Catalana (plaza de mossèn Jacint Verdaguer, 21)

Fechas: Hasta el 31 de mayo

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top