Publicitat
Esports

Tres jornadas, tres finales

Tres jornadas para que concluya la competición de Liga en el grupo quinto de Tercera División y tres candidatos a las dos plazas de promoción de ascenso que quedan por adjudicar. Con Olot y Peralada ya clasificados para el "play off" (queda por decidir el nombre del campeón), Vilafranca, Terrassa y Sant Andreu se disputan el privilegio de optar al ascenso de categoría en un final de campeonato apasionante. Aunque el Ascó mantiene opciones matemáticas, a cinco puntos del Terrassa con nueve en juego la lógica hace pensar que ya ha quedado descolgado de forma casi definitiva. El Vilafranca es quien parte con mayores posibilidades, sobre el papel, dado que aventaja a Terrassa y Sant Andreu en dos puntos. Los egarenses han accedido esta semana a la zona de promoción con los mismos puntos que el conjunto cuatribarrado, a quien supera en el "goal average" general.

Un punto en común en el calendario de los tres equipos en este apartado final de la temporada es que jugarán dos encuentros lejos de sus respectivos estadios y sólo uno al abrigo de su afición. Además, los tres acabarán la Liga fuera en una jornada final que puede estar repleta de alicientes. Aunque el Vilafranca es quien parte con ventaja de puntos, su tropiezo en la última jornada en el campo del Castelldefels ha comprometido su situación dado que es, de los tres, quien tiene un calendario más comprometido.

Dificultades para el Vilafranca
Esta semana, sin ir más lejos, se desplaza al campo del Olot, líder de la competición y necesitado del triunfo para dar un paso vital en su camino hacia el título de Liga. En la penúltima jornada, el Vilafranca recibirá la visita del Manlleu, actualmente en posición de descenso y necesitado de resultados positivos que le permitan aspirar a salir de esa zona de riesgo. Su final de campeonato será en el campo del Ascó, un escenario cuya incomodidad oscilará en relación a las posibilidades que tenga el conjunto tarraconense. Si aún mantiene alguna opción matemática de optar al "play off" el grado de dificultad será notable.

El Terrassa, en cambio, tiene ahora dos partidos por delante ante rivales que ya lo tienen todo hecho en la Liga. Este domingo visita a un Figueres instalado en una cómoda novena plaza pero que lleva tres jornadas seguidas sin perder. Posteriormente jugará el último encuentro ante sus aficionados contra la Pobla de Mafumet, otro equipo que ya tiene hechos los deberes y que ocupa la octava posición. El Terrassa cerrará la Liga en el campo del Cerdanyola, a quien sólo los descensos compensados pueden complicar el futuro. Los egarenses intentarán repetir el episodio vivido hace tres temporadas, cuando se clasificaron para el "play off" ganando en el campo del Cerdanyola.

El Sant Andreu, por su parte, tiene un calendario muy similar al del Terrassa dado que se enfrenta a los equipos que la semana anterior se han medido a los egarenses. Así, esta semana visita al Vilassar, que está casi salvado, y después recibirá en el Narcís Sala al Figueres para cerrar el campeonato en la Pobla de Mafumet. Los tres equipos pueden afrontar sus partidos con la tranquilidad de tener el futuro asegurado.

Con una diferencia de dos puntos entre los tres equipos implicados, el "goal average" puede jugar un papel determinante en la resolución de las dos plazas en juego. En ese sentido, el Terrassa observa tres escenarios distintos. Si el empate se produce con el Sant Andreu, el conjunto de Agustín Vacas parte con ventaja. El "average" particular entre los dos está empatado y en el general los egarenses tienen en estos momentos una ventaja de seis goles, una renta que puede ser de gran importancia. En cambio, si el empate a puntos se produce contra el Vilafranca, el Terrassa saldría perdiendo dado que cayó en los dos partidos contra este rival .

La carambola inverosímil
La situación más inquietante se produciría en el caso de un triple empate entre los tres equipos implicados. El Terrassa, en ese caso, también quedaría fuera de las dos plazas de promoción por cuanto tiene el peor balance en los partidos disputados contra sus dos rivales directos. Es por ese motivo que el equipo egarense no depende de sí mismo al cien por cien en estos momentos para acabar entre los cuatro primeros a pesar de ser el cuarto clasificado. Podría darse el caso de que el Terrassa sumase los 9 puntos en juego y acabase quinto. Ese doloroso caso se produciría si el Sant Andreu también ganase los nueve puntos y el Vilafranca consiguiese siete, con lo que los tres equipos quedarían empatados con 68 puntos y el Terrassa apeado del "play off".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top