Publicitat
Esports

Salvarse es el objetivo

Quedan solamente diez jornadas para que acabe la competición en Lliga Catalana y el Handbol Terrassa está más cerca del descenso (a 4 puntos) que del ascenso (a 9 puntos). Tras la marcha de Andrés Expósito, el club entregó el banquillo del primer equipo a un técnico egarense de 44 años y amplia experiencia en el balonmano catalán. Se trata de Miquel Benítez, que ha llegado procedente del OAR Gràcia de Sabadell.

Hace once años estuvo en el club como director técnico y ha entrenado depequeños a los jugadores que dirige actualmente. Su debut se producirá mañana a las 17.45 horas ante el Handbol Cooperativa Sant Boi en el pabellón de Can Jofresa. Benítez tiene ante sí diez partidos para certificar cuantos antes la permanencia en Lliga Catalana.

"La buena relación que tengo con el club de mi ciudad y el hecho de que Ricard Guardeño sea el presidente y Xavi Font el nuevo director deportivo han sido dos de los motivos más importantes para que aceptara hacerme cargo del equipo hasta final de temporada", explica Benítez, que nació en Girona pero lleva ya 22 años residiendo en Terrassa.

Tras haber encajado cuatro derrotas consecutivas, el Handbol Terrassa ha caído hasta la décima posición. Si antes el ascenso era un sueño ahora la permanencia se ha convertido en un peligro real. "Tenía otras ofertas, pero me acabé decantando por el Terrassa por el amor que le tengo a este club, que es el de mi ciudad. Nustro objetivo fundamental es conseguir la permanencia de categoría lo antes posible. Nos quedan diez partidos y lo daremos todo para salvarnos lo antes posible", explica el nuevo preparador del Handbol Terrassa, que tyiene la ventaja de que jugará 6 partidos en casa y sólo 4 fuera.

El nuevo entrenador, que se ha comprometido solamente hasta final de temporada, es optimista en relación al equipo. "He encontyrado un grupo muy cohesionado, que me ha recibido muy bien. Estoy encantado de echarles una mano para salvar una categoría que tanto ha costado conseguir", apunta.

Ofertas de Francia
En relación a la próxima temporada, Miquel Benítez no tiene todavía claro si seguirá en el Handbol Terrassa. "Dependerá de si estoy viviendo aquí o no. Mi representante me está gestionando algunas ofertas para marcharme a entrenar a Francia. Pero si finalmente me quedo, mi prioridad seguirá siendo el Handol Terrassa", señala.

Miquel Benítez Porras nació en la ciudad de Girona el día 22 de marzo del año 1974. Tiene 44 años, pero lleva exactamente la mitad, 22, residiendo en nuestra ciudad. Como jugador militó en varios clubs gerundenses, en el Sant Quirze y en el Granollers. Ya en su etapa como entrenador, ha dirigido varios equipos, como el Sant Martí Adrianenc, La Roca y el OAR Gràcia de Sabadell, donde entrenaba al primer equipo, en Primera Nacional. Ahora aportará su experiencia al club de su ciudad.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top