Publicitat
Terrassa

Condenado por amenazar a su expareja con mensajes telefónicos

Publicitat

En cuatro días le envió otros tantos mensajes intimidatorios. "Como vaya para allá voy a arrancar la cabeza a todo el que pille con un martillo", rezaba uno de ellos. La destinataria era su expareja. El emisor de los mensajes ha sido condenado a diez meses de prisión por un delito continuado de amenazas en el ámbito familiar.

Los hechos ocurrieron en el 2017. El acusado mandó a la mujer tres mensajes en marzo y uno en abril. Quería, según la Justicia, alterar la tranquilidad y causar temor a su expareja sentimental.

Alejamiento
"Cuando dé un susto no te dará igual, se te quedarán los ojos en blanco, ya no digo más", hizo constar en uno de los textos.

Una sentencia del juzgado de lo penal número 2 de Terrassa condenó al procesado a los diez meses de prisión y a la prohibición de acercarse a menos de mil metros de la víctima (y de comunicarse con ella) durante un tiempo superior en un año al de la pena impuesta. El acusado recurrió la sentencia, luego desistió, y luego volvió a presentar un recurso que la Audiencia Provincial ha desestimado.

Publicitat
To Top