Publicitat
Terrassa

El PSC pide al BBVA que no cierre su sucursal de La Maurina

No todo el mundo tiene la posibilidad ni la capacidad de realizar trámites por internet, pero la banca se empeña en una estrategia de eliminación progresiva de sucursales. En Terrassa, igual que en otros lugares. Muchos ciudadanos han expresado su queja y el anuncio del cierre de la oficina que el BBVA tiene en la calle de Núria ha supuesto un espaldarazo para una denuncia vecinal que se ha prodigado por redes sociales. El PSC ha recogido el guante y ha promovido un acuerdo de la junta de portavoces para pedir al BBVA que se replantee la decisión de clausurar esa sucursal del barrio de La Maurina.

Hace semanas que el alcalde, Alfredo Vega, se mantiene en contacto con el citado banco para detener el cierre de la oficina, que parece haberse convertido en paradigma de las quejas después de meses y años de abandono de locales por parte de entidades bancarias. El BBVA ha previsto cerrar la sucursal de la calle de Núria, pero también las ubicadas en las calles de Sant Marc (Ca n’Aurell) y de La Rutlla (Centre), según adelanta el PSC, que subraya la importancia de la situación geográfica de algunas oficinas para fundamentar su demanda. Sucursales como la de la calle de Núria son un referente "tanto para la ciudadanía como para el tejido comercial y empresarial de la ciudad" y los socialistas terrassenses consideran que los bancos deberían mantenerlas y redefinir esa decisión estratégica de priorizar los trámites por internet y eliminar gradualmente "su presencia en el territorio".

"El barrio de La Maurina tiene una población con unas características muy concretas, con un alto índice de envejecimiento demográfico. Las personas mayores necesitan a menudo un acompañamiento a la hora de hacer trámites y gestiones", dice el PSC.

Si la oficina de la calle de Núria desaparece, el barrio se quedará "sin ninguna referencia bancaria física". Por todo ello el partido de Alfredo Vega ha decidido impulsar un acuerdo de la junta de portavoces municipales de marzo para pedir al BBVA un cambio de posicionamiento. Para solicitarle que se piense el cierre de la sucursal 8096 y de otras que desarrollan no sólo un servicio bancario, sino también "social y de proximidad".

Desde BBVA confirmaban ayer el cierre de la oficina de la calle Núria será esta semana. La operatoria de la misma se traslada a la oficina de BBVA situada en el número 76 de la avenida Àngel Sallent, a 700 metros de la actual. Fuentes de la entidad financiera informan de que ésta "ha sido reforzada con más personal y más cajeros" y recuerdan que " un gestor personal puede atender por teléfono y por mail las gestiones de manera personalizada".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top