Publicitat
Terrassa

Tenis a la antigua usanza

Publicitat

Las normas no han variado pero sí, y mucho, los atuendos y las raquetas. El Club Tennis Terrassa se trasladó a finales del siglo XIX y a los inicios del siglo XX y, el domingo por la mañana, acogió un inusual torneo de exhibición incluido dentro de las actividades de esta edición de la Fira Modernista. Las condiciones para participar eran evidentes: lucir un traje acorde con la época a la que se homenajeaba y disputar los partidos con raquetas de entonces, hechas de madera.

Se juntaron ocho participantes que se encuadraron en cuatro parejas, que se enfrentaron entre sí en partidos de media hora. Los ganadores, para la historia de esta actividad modernista, fueron la pareja formada por Josep Méndez y Kike Vega, este último director deportivo del club egarense. A la pesadez de jugar con una raqueta de un material al que ya no están acostumbrados, se unió un calor intenso que no casaba con las indumentarias requeridas, mucho más recatadas entonces que ahora.

Con manga larga
Los hombres lucieron camisas o jerseys de manga larga y pantalones largos, y las mujeres vestidos sin salidas al sol, con faldas largas y casi sin final. Todos, engalanados con gorras o sombreros al estilo de entonces. No sólo participaron socios del club anfitrión, sino también de otros, como por ejemplo del CD Terrassa o del Atlètic.

Eli Uehara, una de las participantes, aterrizó en el Club de Tenis Terrassa por su hija, que da clases allí. Esta experiencia le ha parecido muy atractiva aunque, señala, "era la primera vez que jugaba con raqueta de madera y, al principio te pesa más, pero ha estado muy bien". La indumentaria fue otro obstáculo superado y aseguró que "pasas mucho calor con estas faldas tan largas y es muy incómodo para jugar".

No dudó ni un instante en apuntarse a esta actividad de su club. "Enseguida que se dijo de hacer este torneo decidí apuntarme", asegura. Uehara confía en que este primera edición signifique el inicio de una actividad que se vaya consolidando. "Espero que esto tenga continuidad porque es una novedad y estaría muy bien seguir", comentó.

Por su parte, Vega explicó que "la nueva junta directiva del club decidió hacer actividades para dar a conocer el club" y agregó que "el año 2021 hacemos 100 años y queremos que la ciudad nos conozca". El director deportivo del club egarense comentó que "la raqueta ha cambiado mucho y esta de madera pesa mucho más, es más larga y el tacto es diferente. La pelota no la puedes tocar con tanta potencia y el juego es más lento". La vestimenta fue de peor adaptación por la alta temperatura con la que convivieron.

Lo que se ha pretendido esta primera vez es que sea "una exhibición" y se intentará que sea una competición si esto cuaja. El Club Tennis Terrassa, por unas horas, volvió al pasado y recordó, más que la forma de jugar, las condiciones con las que jugaban los tenistas de esa época. Objetivo cumplido.

Publicitat
To Top