Publicitat
Terrassa

Una anciana de 88 años muere en el incendio de una vivienda

Los bomberos encontraron el sábado el cadáver de una anciana en una habitación arrasada por el fuego. El incendio destrozó la vivienda, en el Torrent d’en Pere Pares, e hirió a otras dos personas: un hombre y un menor. Casi treinta vecinos fueron desalojados.

Los Mossos d’Esquadra investigan las causas del incendio que en unos minutos invadió el piso, un ático ubicado en la calle Transversal. El sistema de emergencias 112 extendió la alarma a las 5.40 de la madrugada. Dos hombres se habían refugiado en un balcón para huir de las llamas. Bombers de la Generalitat movilizó a siete dotaciones. Llegaron patrullas de la Policía Municipal y los Mossos d’Esquadra, y ambulancias del SEM.

El edificio, de planta baja más cuatro plantas superiores, y un ático dúplex, está junto al cruce con la calle del Marquès de Comillas. El humo denso emanaba de dos ventanas del dúplex y el incendio estaba muy desarrollado cuando arribaron los bomberos. No sólo quemaba la habitación en la que supuestamente se había originado; se había propagado a otras estancias de la vivienda: al comedor, a otro cuarto, a la cocina. A través de otra ventana se observaba el fulgor continuado del fuego.

Los vecinos del bloque debieron salir de sus domicilios: fueron evacuadas veintisiete personas. Y los dos afectados, el hombre, de unos 65 años, y el chico, de 17, fueron rescatados. Recibieron atención médica en una ambulancia por quemaduras e intoxicación por inhalación de humo, según la policía. El SEM los trasladó al hospital universitario MútuaTerrassa.

Se sabía que en la vivienda había una tercera víctima. Los bomberos la encontraron en una habitación. Hallaron el cuerpo sin vida de una mujer de 88 años. Las tres víctimas, la mortal y los heridos, eran miembros de una misma familia. Una vez autorizado el levantamiento del cadáver por la comisión judicial, un furgón mortuorio transportó el cuerpo a un instituto anatómico-forense, en la Ciutat de la Justicia, para la realización de la preceptiva autopsia.

El incendio quedó extinguido a las 6.22 de la mañana. Según indicó Bombers, la estructura del edificio no resultó dañada. No habían transcurrido ni tres días de la deflagración que el miércoles destruyó un piso en Can Roca y dejó en estado crítico a su morador, un joven de 35 años.

El cadáver lo hallaron los bomberos en una habitación de la vivienda

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top