Publicitat
Terrassa

ecoRacing de la UPC competirá en cuatro circuitos europeos

En marcha una nueva edición del proyecto de automoción ecoRacing del campus de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) en Terrassa. El equipo de Formula Student de esta universidad ha desvelado su nuevo monoplaza, el ecoRacing (ecoRX) 2019, que este verano saldrá a pista para competir en cuatro certámenes europeos Países Bajos, Hungría, Alemania y Montmeló (Catalunya). Este viernes ya se desplaza hacia Holanda donde se estrenará en su primer Formula Student, que tendrá lugar del 7 al 11 de julio.

El equipo ha explicado que el nuevo monoplaza viene cargado de novedades aplicadas sobre el monoplaza de la temporada anterior, en la que se estrenó con motor totalmente eléctrico coincidiendo con su décimo aniversario. Así, Formula Student de Terrassa destaca que se han incorporado mejoras en el diseño y también en el funcionamiento con el objetivo de que el monoplaza gane en eficacia, agilidad y potencia. Una de las innovaciones es que se ha rediseñado completamente el alerón posterior, implementando por primera vez un ala biplana para compensar la carga aerodinámica que genera el alerón delantero, el cual se puede ajustar en diversas configuraciones para obtener el máximo rendimiento en función de cada pista. Asimismo en esta parte del vehículo se ha introducido un sistema DRS (Drac Reduction System), que de forma automática trabaja sobre dos de los elementos del alerón posterior. Los estudiantes remarcan que "este dispositivo permite minimizar la resistencia del aire con el vehículo permitiéndole así aumentar su velocidad en las rectas y generando un ahorro de energía del diez por ciento". Finalmente, en diseño, el monoplaza también contiene unos renovados alerones laterales que dotan al vehículo de mayor agilidad en las curvas. Además del diseño, el ecoRX presenta novedades también en el interior. En esta ocasión se ha incorporado un sistema de control inteligente, "Torque Vectoring", que permite distribuir de forma independiente la potencia en cada motor eléctrico. En este sentido, el coche contiene 124 sensores que reconocen en cada momento su estado y es capaz de entregar a cada rueda la potencia necesaria a su paso por la curva.

Diseño de baterías
Con esta tecnología, el vehículo también puede regenerar un 24 por ciento de la energía reduciendo así el peso del paquete de baterías. Para completar las innovaciones, el equipo ha mejorado las baterías. Por primera vez en diez años, los estudiantes han diseñado y fabricado las baterías eléctricas.

El nuevo monoplaza fue presentado, como se merece, en la sala de la Escola Superior d’Enginyeries Industrial, Aeroespacial i Audiovisual (Eseiaat) de la antigua escuela superior de ingenieros del campus. El acto contó con una gran asistencia. Participaron los miembros del equipo actual, patrocinadores, representantes de la universidad y veteranos de otros equipos precedentes. La presentación concluyó con un piscolabis y con la exposición de las anteriores generaciones de vehículos como los ecoR2 y ecoRZ.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top