Publicitat
Esports

Dirección “play off”

Gestionar los momentos de efervescencia es tan fundamental en los equipos de fútbol como hacerlo con los momentos de precariedad, se derive ésta de etapas de mal juego o de otras circunstancias, como la acumulación de bajas en el caso particular del Terrassa. Lleva ya varias semanas Cristian García zurciendo un once a base de remiendos y, a pesar de ello, su equipo emerge de forma imponente en la clasificación, ya con seis puntos de ventaja sobre el quinto, manteniéndole el pulso a los tres primeros y firmando una racha histórica de catorce jornadas sin perder que se ha convertido en la mejor de la temporada en el grupo quinto de la Tercera División. Ha decaído un tanto el nivel futbolístico anterior, pero mantener esa excelencia en circunstancias como las actuales se antoja una exigencia desmesurada incluso para este Terrassa que se obliga a ganar partiendo de una apuesta por el buen fútbol.

Con seis bajas entre lesionados y sancionados, dos juveniles en el banquillo y algún futbolista renqueante como Daisuke o Arranz, el Terrassa estaba predestinado a sufrir contra un rival con un magnífico gen competitivo como el Cerdanyola, que además llegaba al Camp Olímpic después de haber firmado una racha de siete jornadas sin perder y que en caso de haberse adjudicado la victoria se hubiese convertido en claro candidato a disputar una plaza en la promoción de ascenso. No frunció el ceño el equipo de Cristian, que aportó músculo al partido en detrimento de la posesión que acostumbra a dar Carlos Guzmán en el centro del campo, ausente por segunda semana consecutiva por su lesión en la rodilla.

Entrada discontinua
Al Terrassa le costó entrar en el partido, aunque en el primer cuarto de hora protagonizó un par de ocasiones de peligro interesantes. La primera en el minuto 12, en un remate de cabeza de Daisuke que detuvo Del Río sin demasiados apuros. Y la segunda en el 15, esta vez en una falta en el lateral del área que lanzó Coro y que no fue gol por la excelente aparición del portero visitante. Le faltó continuidad en el juego al conjunto egarense, más despegado del balón de lo que acostumbra, más sacrificado en tareas defensivas ante un Cerdanyola desacomplejado y ambicioso donde el ex terrassista Ángel de la Torre cobró un protagonismo destacable. Él tuvo la mejor ocasión de los visitantes en el minuto 20 tras una fantástica acción individual de Carlos Cano. El remate de De la Torre lo sacó Sergi Valls en la línea de gol. Poco después, Ortega despejó en una buena acción un peligroso disparo de De la Torre en una falta desde la frontal del área.

Cristian intentó generar nuevas dinámicas en el centro del campo, desplazando a Imaz a la banda y situando a Carreón como interior. Estuvo más equilibrado su equipo, pero abonado más al vértigo que a la pausa que es donde se encuentra más cómodo. Una buena acción personal de Arranz que acabó con un disparo a las manos de Del Río rompió la monotonía de ese tramo final del primer tiempo.

El técnico terrassista dio entrada tras el descanso al recién fichado Adri Díaz. Con él se ganó un poco más de posesión, aunque fue Arranz quien apareció para situar el partido en ventaja para los locales. El máximo realizador terrassista cazó un balón suelto en un lanzamiento de córner y anotó el 1 a 0 en el minuto 47. Ese gol dio paso a los mejores minutos del Terrassa, eficaz en la presión y veloz en la ejecución. Sergi Arranz, extraordinario una semana más, pudo haber ampliado la diferencia en dos ocasiones: la primera con un remate en el minuto 55 que Del Río salvó con el pie; y la segunda en el 64, después de una brillantísima combinación entre Carreón, Coro y Daisuke que el delantero local acabó con un chut ajustado al poste.

Esfuerzo visitante
El encuentro entró en una fase de mayor dominio del Cerdanyola, obligado a tomar riesgos para opositar al empate. Toni Carrillo mejoró el nivel de su equipo dando entrada a Óscar y a Javi López. La sensación de inquietud fue mayor que el peligro real, aunque los visitantes generaron una ocasión en el minuto 74, en un remate de cabeza de Alberto García que resolvió de forma acertada Ortega. El Cerdanyola sólo inquietó posteriormente en una falta muy peligrosa en la frontal del área, a dos minutos del final, que Óscar lanzó por encima del travesaño.

Cuando todo el mundo daba por definitivo el 1 a 0, Daisuke redondeó la tarde con el segundo gol del Terrassa. Una acción que se originó en un mal despeje de Del Río y que Adri Díaz prolongó de forma exquisita para que el delantero japonés cerrase el encuentro.

LA CIFRA

6 puntos

Es la distancia que el Terrassa FC tiene ahora sobre el quinto clasificado

TERRASSA FC, 2 
CERDANYOLA FC, 2

TERRASSA FC. Ortega, Yaya, Sergi Valls, Pallàs, Dani Sánchez, Àlex Fernández, Coro, Imaz, Daisuke, Arranz y Carreón. Adri Díaz sustituyó a Imaz en el minuto 46; Toledo a Coro en el 70; y Dani Alcayde a Arranz en el 84.

CERDANYOLA FC. Del Río, Pitu, Alberto, David López, Dani Martí, Rubén, Aliaga, Roger, Carlos Cano, Albert López y Ángel de la Torre. Óscar supliío a Rubén en el minuto 69; Javi López a Aliaga en el 71; y Uri Escabrós a Pitu en el 87.

Árbitro. Bruno Montoro Ferreiro. Amonestó a Àlex Fernández, Daisuke y Toledo, del Terrassa; y a Pitu, David López, De la Torre, Àlex Torres y Óscar, del Cerdanyola

Goles. 1-0, minuto 47, Arranz; 2-0, minuto 89, Daisuke.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top