Publicitat
Esports

Una caída sin freno 

Vísperas de derbi son vísperas de crisis en el Terrassa FC. Si en el de la primera vuelta el equipo llegó al mismo con la lengua fuera después de multitud de errores, al de la segunda de mañana miércoles lo hace exhausto y confundido por una debacle que no se contemplaba en el imaginario de nadie después de catorce jornadas sin perder como estuvo en su momento el equipo de Cristian García justo antes de abonarse a esta interminable serie de resultados negativos. La derrota del sábado contra el Prat no sólo confirmó el mal momento anímico y futbolístico de los egarenses, sino que el desenlace pone al Terrassa en una posición crítica por cuanto el Horta cobra una ventaja de cuatro puntos, y un partido menos, como cuarto clasificado. En ese escenario, el derbi vuelve a abrir una doble puerta en función de su desenlace: la de la recuperación o la del incendio.

Al fútbol se puede jugar bien o se puede jugar bonito. El Terrassa fue capaz durante semanas de conjugar a la vez esos dos verbos con un fútbol tan atractivo como efectivo. Ahora, sin embargo, sólo le queda algún destello estético de poco valor. El Prat, en cambio, es un equipo que no se luce en el adorno, pero cuya magnífica capacidad competitiva nace de su personalidad como grupo y de una solidez envidiable en el plano colectivo. El conjunto de Pedro Dólera entregó el balón al Terrassa sin rubor a verse señalado por una propuesta poco intervencionista en el desarrollo del partido, pero llenó de dudas a los egarenses a través de una organización defensiva ejemplar que condujo el partido a su terreno preferido. Aunque superficialmente el partido pareció más dominado por el Terrassa, fue el Prat quien generó más y mejores ocasiones de gol que un Terrassa que tuvo mucho más tiempo la pelota pero no supo qué hacer con ella. Lenguajes distintos con resultados contradictorios.

Cambios
Cristian intentó sacudir a su equipo con cambios en el dibujo y de nombres propios. Apostó por un 4-2-3-1 con Adri Díaz y Guzmán en el doble pivote y Coro en una función de media punta. Recuperó para el once inicial a Guti y a Pallàs y alineó de inicio por primera vez a José Juan. A nivel competitivo, el Terrassa ni le dio la espalda al partido ni se ausentó del mismo. Mantuvo un buen duelo con el Prat a través de su fútbol de posesión y control, aunque seriamente condicionado por su falta de soluciones ofensivas. El buen pie del Terrassa chocó de forma abrupta con la pierna fuerte del Prat. Todas las buenas intenciones de los egarenses se acababan en la zona de definición, donde el Prat gestionaba sus recursos como nadie. De hecho, lo único noticiable que sucedió en la primera media hora fue en el área del Terrassa, en una acción de Putxi con un remate de tacón que a punto estuvo de acabar en gol.

Después, en el minuto 35, se produjo el 0 a 1. Pedro Bravo aprovechó una indecisión de Yayá para batir a Ortega con un disparo imparable. Ese gol situó el partido en el escenario que pretendía el Prat, por cuanto no hizo más que incrementar la ansiedad de un equipo que se derrumba ante los acontecimientos negativos. José Juan, en un disparo desde la frontal, y Coro, en una falta, intentaron poner en aprietos a Andrés. Aunque la mejor ocasión de gol de los egarenses se produjo al filo del descanso con un buen remate de cabeza de Arranz que el portero visitante rechazó en una gran parada.

Sin alternativas
Las realidades de unos y de otros se acentuaron en la segunda parte. Mientras que el Prat se fue haciendo cada vez más rocoso en su apuesta defensiva, el Terrassa aumentaba su inquietud a cada error que se producía. Inseguro e inofensivo, el conjunto local ganó algo de desequilibrio con la aparición de Daisuke y de Carreón. Pero apenas un disparo desde fuera del área de Nils inquietó a un Prat que supo gestionar el desequilibrio emocional de los egarenses. De nuevo fueron los visitantes quienes tuvieron las mejores ocasiones pese a tener poco tiempo el balón. En el minuto 69, Pedro Bravo envió un remate al poste después de que Ortega desviase un balón que llevaba dirección de gol. Y en el minuto 80, Sergi Valls sacó un balón en la misma línea de gol que ya se colaba después de una buena acción ofensiva del Prat.

Terrassa FC, 0 
AE Prat, 1

TERRASSA FC. Ortega, Yayá, Pallàs, Sergi Valls, Guti, Guzmán, Adri Díaz, José Juan, Coro, Nils y Arranz. Daisuke sustituyó a José Juan en el minuto 59; Carreón a Guti en el 61; y Serramitja a Coro en el 73.

AE PRAT. Andrés, Ricarte, Cárdenas, Putxi, Toni, Padilla, Poves, Àlex Pla, Pedro Bravo, Dani Arguilaga y Salva. Pau López suplió a Àlex Pla en el minuto 59; Sergi Moreno a Toni en el 62; y Guiu a Poves en el 81.

Árbitro. Enric Bureu Méndez. Amonestó a Pallàs, Coro y Arranz, del Terrassa; y a Ricarte, Cárdenas, Poves, Pedro Bravo y Dani Arguilaga, del Prat.

Gol. 0-1, minuto 35, Pedro Bravo.

Público. Unos 600 espectadores.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top