Publicitat
Esports

Adell pide unidad ante el Mundial

Pasan los meses y las posibilidades de que Terrassa albergue la Copa del Mundo masculina de hockey del año 2022 van decreciendo a marchas forzadas. La Real Federación Española de Hockey sigue a la espera de que tanto la Generalitat como la Diputació de Barcelona, pero especialmente el Ayuntamiento de Terrassa se comprometan a aportar la financiación necesaria para que la candidatura salga adelante. En estos momentos, Alemania y Malasia son las otras dos federaciones nacionales que aspiran a la organización del máximo evento global a nivel de selecciones.

España presentó la propuesta para organizar un Mundial que el propio presidente de la Federación Española, Santi Deó, ya dejó claro que si no se celebra en Terrassa no se celebrará en ninguna otra ciudad española. Uno de los actores centrales que trabajan para que tan ambicioso evento pueda ser una realidad es el egarense Xavi Adell, presidente de la Federació Catalana de Hockey. Él fue una figura clave en el impulso de la candidatura egarense, una opción que en estos momentos el Ayuntamiento parece no ver con buenos ojos. Ante esta respuesta, el hockey local no se ha resignado. Todo lo contrario.

Adell se reunió ahce unos días con el alcalde Alfredo Vega y en las próximas fechas tiene previsto hacerlo con los portavoces de todos los grupos parlamentarios, a quienes quiere exponer un proyecto que entiende tremendamente positivo para la ciudad en conjunto.

Renovar el Camp Olímpic
"Ha llegado un momento en que debemos preguntarnos seriamente si la ciudad se cree este proyecto, si quiere que el Camp Olímpic afronte la reforma que tanto necesita y que los comercios y los restaurantes de la ciudad obtengan los beneficios que una organización como esta significa. Y no sólo eso, también hay que tener en cuenta las mejoras en infraestructuras que la celebración de un Mundial significaría para nuestra ciudad, como sucedió con los Juegos Olímpicos del año 1992. No es algo beneficioso para el hockey, sino un proyecto de ciudad. Cuando pase la competición, quien se beneficiará de las nuevas instalaciones no será ningún club de hockey, ni ninguna federación, sinó el Terrassa FC y los ciudadanos. Y nos parece bien que sea así. A ver si por una vez somos capaces de pensar en grande y poner en marcha proyectos que creen prosperidad y empleo", dice Adell.

El presidente de la Federació Catalana de Hockey entiende que la decisión final sobre el proyecto del Mundial 2022 no depende de unos u otros grupos políticos. Y sostiene que, en este sentido, no debería estar sujeta a las elecciones municipales del 26 de mayo. "Necesitamos saber si la ciudad se lo cree o no. En estos momentos soy pesimista por la respuesta que hemos obtenido del Ayuntamiento, pero me resisto a creer que se deje escapar una oportunidad como esta. No se trata de un asunto de partidos, sino de un asunto de ciudad", comenta.

Y en el marco de su razonamiento, el máximo responsable del hockey catalán se hace una pregunta: "¿Qué deporte tenemos en Terrassa que sea capaz de atraer un evento de estas características?. No hay ninguno. Y el hockey nos lo puede proporcionar. Es el deporte que más licencias federativas tiene en Terrassa. Más que el fútbol", argumenta el presidente de la FCH.

Adell insiste en que hay tiempo suficiente para preparar la organización. "No es algo que tenga que resolverse en las próximas semanas. Lo único que es urgente es que el Ayuntamiento diga si tiene la determinación de hacerlo. Después nos pondremos a trabajar todos, a buscar patrocinadores, a hacer todo lo que sea necesario. Para mí este es un proyecto importantísima. Me parieron en esta ciudad. Y quiero lo mejor para ella", asegura.

"Parece que el hockey sea un deporte elitista. Seguro que hay gente que mantiene esa idea. Y seguro que en un paso lo fue. Pero se ha convertido en un deporte completamente transversal e inclusivo. Hemos sido los pioneros en crear una competición reglada para discapacitados intelectuales, en financiar proyectos para niños desfavorecidos con el Torneig Hockey Solidari. Los clubs son privados, no necesitan que el Ayutamiento les ceda instalaciones. Y generan también riqueza y puestos de trabajo. Queremos acercar el hockey a los niños y a los barrios. Tenemos hasta un campo municipal. Necesitamos un punto de inflexión para que nuestro deporte sea más popular y más conocido. Y en eso el Mundial nos ayudaría también muchísimo".

No ganará el hockey
Abundando en su argumentación, Adell añade: "Quizás alguien tenga miedo de que nos beneficiemos de este Mundial. Todo quedará para la ciudad. Los clubs de hockey no ganarán nada. Nos llenamos la boca con que somos la ciudad más olímpica del mundo. Y eso es gracias al hockey. Es indudable. Cuando viajo, la gente me habla de Terrassa y de los clubs de aquí. Eso es una promoción para la ciudad de tal magnitud que no sé cuanto dinero podría costar. Lo tenemos gratis. A veces pienso en lo mucho que le ha dado el hockey a esta ciudad y lo poco que ha recibido. Me parece injusto y triste. No vamos en contra de ningún deporte. Al contrario. Queremos que las instalaciones mejoren. No sé si tendremos el Mundial, pero si es que no, el no no lo habrá dado el hockey", zanja.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top