Publicitat
Comarca

ERC y Junts per Catalunya logran salir fortalecidos

Junts per Catalunya (PDeCAT) y Esquerra Republicana siguen mandando en la mayoría de las ocho poblaciones del área de influencia de Terrassa y prueba de ello es que en las elecciones municipales de ayer salieron fortalecidos. En Matadepera, los exconvergentes lograron revalidar su mayoría absoluta con ocho concejales de trece posibles, uno menos que en los comicios de 2015. Con este resultado, encaran su cuarta legislatura consecutiva con mayoría absoluta y con nuevo alcalde al frente, Nil López, quien sustituye a Mireia Solsona al frente de la alcaldía tras doce años en el cargo.

También vuelve a ganar el PDeCAT en Viladecavalls, municipio en que ha concurrido bajo el nombre de Treballem Junts per Viladecavalls. Logra cinco concejales, los mismos que en las municipales de 2015, por lo que se queda a dos de la mayoría absoluta. ERC, con tres, Fem Viladecavalls, con otros tres, PSC (uno) y Ciutadans (uno) también mantienen el mismo número de concejales que ya tenían.

Sant Cugat también sigue siendo bastión del PDeCAT, aunque la formación que lidera Carmela Fortuny pierde dos concejales y se queda con nueve, a cuatro de la mayoría absoluta. A destacar el tirón de ERC, que dobla el número de concejales y pasa de tres a seis, mientras que el PSC salta de uno a cuatro ediles. PP e ICV desaparecen del plenario, mientras que la CUP pierde un edil y se queda con tres.

Respecto a ERC, consolida su mayoría absoluta en Ullastrell, con siete concejales de once posibles, y casi la acaricia en Vacarisses, donde con seis ediles se queda a solo uno de conseguirla.

El único municipio del área de influencia de Terrassa donde ERC se ha dado el batacazo es Rellinars, donde gana por mayoría absoluta el Grup Independent de Rellinars (GIR) con cinco regidores, frente a los dos de los republicanos.

El PSC sube en Rubí
En Rubí, los socialistas siguen mandando y vuelven a ganar las elecciones con un 33% de los votos y diez concejales (sobre 25 posibles), cuatro más que en 2015. En Castellbisbal, la formación Alternativa per Castellbisbal se impone con seis ediles, con los socialistas pisándole los talones con cinco. Ambas formaciones obtienen idéntico número de regidores que en 2015.

Asimismo, hay que destacar que Ciutadans logra entrar en los ayuntamientos de Matadepera y Vacarisses, con un concejal en cada uno de ellos. Han sido las primeras municipales en que el partido naranja presentaba candidatura en estas poblaciones.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top