Publicitat
Cultura i Espectacles

Éxito de “La Gitanada”

Muchos transeúntes del centro de la ciudad se encontraron, el sábado por la tarde, con grupos de jóvenes, ataviados con trajes folclóricos, que recorrían las calles muy animados y, de tanto en tanto,se paraban a bailar con las manos sujetas a cintas ligadas a un palo alto en su otro extremo, y que iban formando trenas con los pasos y la evolución de de la danza. Era "La Gitanada", la primera "Trobada Nacional de Ball de Gitanes", que el grupo de este tipo de baile tradicional que existe en Terrassa organizó, de forma pionera en la ciudad, como celebración de su quinto aniversario.

La jornada contó con cinco grupos, de Sant Sadurní d’Anoia, Sant Quintí de Mediona, Torredembarra, Roquetes (Gitanes Joves les Roquetes) y Vilanova i la Geltrú, un total de 118 bailarines de "gitanes". Por la mañana, en la plaza del Progrés, se desarrollaron talleres para que todo aquel que lo deseara pudiera aprender los rudimentos del baile, así como otros de zumba y pintacaras, en una matinal que los niños disfrutaron especialmente.

A las seis de la tarde, los seis grupos salieron en cercavila de la Masia Freixa. En su camino hacia la Plaça Vella, ante el Mercat de la Independència y en el Raval, los grupos fueron sucediéndose en pequeñas actuaciones. En la Plaça Vella, cada uno de ello hizo su "ball de lluïment". Además, el Ball de Gitanes de Terrassa representó su historia en una breve obra teatral, y estrenó una pieza, compuesta por Arnau Ferrer, y a la que Marc Baltà puso la voz y la letra en directo.

Fiesta hasta la medianoche
A su término, todos los grupos cenaron juntos, pero a "La Gitanada" aún le quedaba un último acto: el baile folk, con la música en directo del grupo terrassense Se’n Fa Una. En la Plaça Vella, desde las diez de la noche hasta las doce, los miembros de los grupos de "gitanes" bailaron las piezas de Se’n Fa Una, con la compañía de La Pàjara y el Ball de Pastorets de Terrassa, que se añadieron a la fiesta fuera de programa, y numerosos terrassenses con ganas de mover el cuerpo.

La valoración de esta primera "Trobada Nacional de Ball de Gitanes" es muy positiva, señala Paula Ané, vocal de junta y coreógrafa de Ball de Gitanes de Terrassa. "Todo funcionó muy bien, todos lo pasamos muy bien, y estamos animados a organizarla cada año". Su celebración también ha facilitado a Ball de Gitanes de Terrassa un buen número de futuras actuaciones, algunas en intercambio con otros grupos, para los meses que quedan del año e incluso para el 2020.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top