Publicitat
Esports

Un líder indestructible 

El Terrassa FC afronta este domingo un reto mayúsculo contra el Espanyol "B" que dirige el que fue jugador del conjunto egarense David Gallego. El filial blanquiazul es el líder superlativo del campeonato con 18 puntos de ventaja en relación al segundo clasificado y 26 sobre el quinto, que es el Terrassa. Tiene los mejores números en ataque (59 goles) y también en defensa (16). Ha ganado 22 partidos y ha empatado 6. Nadie ha sido capaz de derrotarle hasta el momento. Y si esta semana gana en el Camp Olímpic, se asegurará matemáticamente la clasificación para la promoción de ascenso.

"A nivel de números no se les puede pedir nada más a los chicos", dice el técnico, David Gallego, al valorar la trayectoria de un filial que parece disparado hacia la Segunda División "B". "Estamos por encima de cualquier expectativa. Pero por encima de todo eso nosotros valoramos otras muchas cosas. Estamos creciendo como equipo, están participando muchos jugadores y todos a un alto nivel. Tampoco es muy normal que todos los resultados te vengan de cara, lo lógico sería perder algún partido."

Gallego regresará el domingo a un estadio donde fue un ídolo. Jugó cuatro temporadas en dos etapas distintas y caló tanto en la afición local que tuvo peña propia. "Me siento terrassista y nada me haría más feliz que disputen la promoción", señala al respecto. El técnico blanquiazul, que ganó dos Ligas con el juvenil del Espanyol y el año pasado vivió el amargo trance del descenso, sólo tiene palabras de elogio hacia la propuesta futbolística de su ex compañero y amigo Cristian García. "El Terrassa va a estar luchando por todo hasta el final. Tiene mucha personalidad y eso es mérito de su entrenador. Propone mucho juego, es muy valiente, genera fútbol, acumula muchos jugadores en campo rival y no renuncia a su estilo, que es lo que le conducirá al éxito. Ahí se ve el trabajo de un entrenador. Lo menos complicado es defender y esperar solucionar el partido en una acción de estrategia. Al Terrassa se le ve el sello y demuestra que jugando a fútbol se pueden obtener resultados."

Aunque esta semana el Espanyol "B" puede atar el primero de sus objetivos, el "play off", Gallego no tiene prisa por conseguir las metas. "Nos planteamos el futuro semana a semana. Y ahora lo que cuenta es el partido con el Terrassa, que es un equipazo y que para nosotros es una prueba para una futura promoción. Es un rival que nos va a generar muchas dificultades, distinto a lo que nos hemos encontrado en las últimas semanas en que nos han entregado el balón. Nos lo va a quitar y vereremos qué respuesta damos a nivel defensivo."

Sin presión por acabar invicto
El técnico espanyolista tampoco anda preocupado con el objetivo de acabar la Liga invicto. "No pienso en ello y cuando se pierda hay que asumirlo con naturalidad. Tenemos claro que en nuestra carrera no vamos a ganar todos los partidos y lo que queremos es que el contrario no sea mejor que nosotros. En cualquier momento se puede producir la derrota, seguro que llegará ese día. Y lo tomaremos con normalidad, igual que las victorias."

Además del ascenso, en un filial prima la promoción de los jóvenes talentos a la primera plantilla. "Hay jugadores con muchas condiciones", señala el técnico. "Tienen mucho nivel y tengo clarísimo que el día que desde arriba decidan incorporarlos van a cumplir. No sé cuando será el momento, porque no depende de mí, pero alguno habrá y lo veremos en el futuro."

Donde no se pronuncia es en relación a la posibilidad de que el entrenador del filial tenga un futuro reservado en el primer equipo. "No es momento para hablar de eso. Yo no pienso si soy una alternativa, porque no depende de mí. Lo que quiero es disfrutar de dónde estoy porque es un privilegio".

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top