Publicitat
Esports

La victoria definitiva

La victoria en la batalla frente al Ascó cerró de forma definitiva la guerra de la permanencia para un San Cristóbal que había circulado con peligro sobre el alambre en las cuatro últimas jornadas, en las que no había sumado ningún punto. El equipo de Oliver Ballabriga necesitaba obtener un resultado positivo para espantar fantasmas y acallar a agoreros y , especialmente, para asegurarse una distancia suficiente respecto a los cuatro últimos clasificados.

Cierto es que existe, y revolotea con las matemáticas en la mano, la posibilidad de que algún descenso compensado desde la Segunda “B”, pueda perjudicar a los egarenses. Es remota y la distancia que ha sabido tejer el conjunto parroquial, da para pensar que la cosa está más que resuelta. A falta de cinco jornadas para la conclusión de la Liga, el San Cristóbal tiene a algunos de sus posibles rivales alejados de manera considerable y sólo una debacle unida a una carambola casi inverosímil, podría arruinar los sueños del club de Ca n’Anglada.

El encuentro ante el Ascó, equipo que también se jugaba buena parte de sus opciones de mantenerse en la categoría, comenzó con un intercambio de golpes, aunque los visitantes llevaran, en los inicios, el peso del juego. Parra, de cabeza, vio como Adri detenía un primer intento de los visitantes y Hassen, de inmediato, replicaba también con la testa, pero su remate salía fuera por poco.

En el minuto 6, y después de un buen servicio de Víctor, Hassen rompió el fuera de juego e intentó una vaselina ante el portero visitante Sergio que salió fuera. Berto, por parte del Ascó, probó fortuna con un buen tiro intencionado desde lejos, ante el que Adri respondió con un certero despeje a córner. Ese saque de esquina acabó con un remate de cabeza de parra, que salió desviado.

De los más activos
Brian Canalejo, uno de los más activos en ataque de los locales, y Víctor, protagonizaron sendas acciones personales para el San Cristóbal que finalizaron sin éxito. Y a la media hora de juego, Hassen robó una pelota en el centro del campo y se la cedió a Brian Canalejo que, tras una buena cabalgada y un recorte en seco, acabó chutando para que el guardameta visitante Sergio detuviera sin muchos problemas. Y en la siguiente acción destacable, llegaría el que sería el único gol del partido.

La jugada del 1 a 0 tuvo tintes brillantes. Comenzó en un fuera de banda favorable a los de Ballabriga, que cazó Hassen. El delantero local, con una delicatessen de tacón, pasó el balón a Brian Canalejo que inició una rápida carrera que cogió a la defensa del Ascó más descolocada que nunca. El delantero supo encomntrar el mejor camino y llegó al área visitante y le pasó la pelota a Sergi Martínez, que le acompañaba en solitario por el lado derecho. Con un tiro muy preciso, el jugador de los parroquiales batió al guardameta del Ascó, estableciendo el 1 a 0 que ya sería imperturbable y que significaría el triunfo de los egarenses.

Antes del descanso, y en lo que significaría la última acción reseñable del primer tiempo, Mario, tras combinar con habilidad con Cabrera, acabó la jugada con un disparo que Sergio pudo rechazar con garantías. Sin tiempo para más y sin que el árbitro añadiera ni un segundo, se llegó al final de los primeros 45 minutos del encuentro.

En la segunda mitad, el Ascó saltó al terreno de juego del Municipal de Ca n’Anglada con el objetivo de revertir una situación que se complicaba más que nunca con el tanto del San Cristóbal. Pero las oportunidades en esta segunda entrega fueron menos, si bien la primera, en el minuto 4, fue la más clara. Marcet, desde la izquierda, centró para que Riki, sin mucha oposición, rematara en una posición un poco acrobática, pero el portero local Adri, muy atento, desvió lo que se asemejaría más a un posible gol del empate.

El Ascó dominaba la posesión pero el San Cristóbal lo tenía casi maniatado y no permitía muchas alegrías a los visitantes, en cuanto a opciones de marcar se refiere. Los de Ballabriga, no obstante, tampoco podían imponer su apuesta, robar y salir con rapidez al contraataque para sorprender a la retaguardia de los visitantes. Poco hubo a destacar hasta que, en el minuto 20, el Ascó tuvo la segunda y última opción clara para marcar.

Fue en una jugada personal de Marcet en banda derecha, que concluyó con un tiro cruzado que un Adri muy seguro, volvió a desbaratar. A partir de esta acción, el juego se fue volviendo más opaco por lo que respecta a ocasiones de gol. El Ascó, como si hubiera tirado la toalla, ya no inquietó más a la zaga de un San Cristóbal que continuó esperando la suya para sentenciar, que no llegaría. No sufrió el conjunto parroquial que, en el tiempo añadido, y en lo que fue la última jugada del partido, vio como Sergio detenía un buen tiro de Kevin tras una acción de Tom.

CP SAN CRISTÓBAL, 1
FC ASCÓ, 0

CP San Cristóbal. Adri, Sergi Martínez, Chechu, Andreu, Cristian, Joan Muntada, Brian Canalejo, Víctor, Hassen, Cabrera y Mario. Kevin sustituyó a Víctor, en el minuto 66 de partido; Tom a Cabrera, en el minuto 77; y Marc Vilajosana a Brian Canalejo, en el minuto 88 de encuentro.

FC Ascó. Sergio, Riki, Artur, Parra, Marc, Masqué, Bernat, Jani, Marcet, Ousman y Berto. Toldrà entró por Jani, en el minuto 56 de partido; Felipe por Ousman, en el minuto 74; y Xavi Jaime por Bernat, en el minuto 85 de encuentro.

Árbitro. Dirigió el encuentro José Antonio Fernández Morillo. Amonestó con tarjeta amarilla a los visitantes Berto, Ousman, Marc y Parra.

Gol. 1-0, minuto 37, Sergi Martínez.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top