Publicitat
Terrassa

Catorce verbenas al aire libre y amenaza de lluvia

Si bien oficialmente el verano llegó el pasado domingo, tradicionalmente Sant Joan nos anuncia la entrada al periodo estival. No sólo las altas temperaturas nos estaban avisando en las últimas semanas, también las ganas de fiesta de los ciudadanos por celebrar Sant Joan. No hay calle en la que durante estos días no es escuchen los ecos de los petardos que anticipan la que será, además de la noche más corta del año, también la más ruidosa. Sin embargo, una amenaza planea sobre la fiesta, pues la previsiones indican que esta noche podría llover.

Sea como sea, en los últimos días se están organizando numerosas verbenas y hogueras por toda la ciudad. De hecho, ayer el Ayuntamiento ya había dado 14 autorizaciones para celebrar verbenas al aire libre. También se habían dado dos permisos para hacer hogueras. Este año se celebran exactamente las mismas verbenas que el año pasado. La mayoría están organizadas por entidades y asociaciones de vecinos. Además, también diversos locales privados también están preparando fiestas para sus clientes.

Por otro lado, ayer el servicio de Vía Pública había otorgado dos autorizaciones para hacer hogueras, una en la calle de la Castellassa y una en Can Tusell, en un espacio privado. Aunque, como cada año, es probable que hoy se organicen de forma espontánea más hogueras en diferentes puntos de la ciudad. Ayer ya se podía ver en la hoguera de la calle de Castellassa, en el barrio de Sant Llorenç, a vecinos acumulando muebles, restos y todo aquello que quieren que arda esta noche. No olvidemos que tradicionalmente Sant Joan es la fiesta del Sol. Las hogueras simbolizan nuestra estrella y también ejerce una función purificadora, pues mucha gente quema todo aquello que quiere dejar atrás para dar comienzo a una nueva etapa.

El recién reelegido alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, ha pasado esta semana un bando municipal recordando las normas que regulan el encendido de hogueras y el uso de pirotecnia. Por ejemplo, el horario permitido. Las hogueras podrán encenderse a las 22 horas y se deberán apagar a las 2 de la madrugada. La Policía Municipal ha establecido para estos días un dispositivo especial para la noche de Sant Joan con el objetivo de controlar las hogueras y garantizar la seguridad.

A la hora de hacer la hoguera, el bando municipal recomienda utilizar básicamente materiales que dejen brasa, como es la madera. No se deben tirar latas, bidones o esprais, porque pueden explotar. Tampoco se pueden quemar neumáticos ni plásticos, ya que son contaminantes.

También está prohibido encender hogueras en las calles adoquinadas o asfaltadas, ni debajo de cables de teléfono o electricidad, ni dentro de un bosque o a menos de 500 metros de distancia de una masa forestal. Para hacer una hoguera habrá que contar con el permiso del propietario del terreno donde se quieran quemar. También se deberá mantener una distancia superior a los 15 metros respecto a fachadas, vehículos aparcados o cualquier tipo de mobiliario urbano. El bando del alcalde establece que en cada hoguera debe haber un responsable que vele por el cumplimiento de las normas de seguridad. El bando municipal avisa que se “procederá a retirar todas las hogueras que sean consideradas peligrosas por encontrarse próximas a edificios, zonas arboladas, transformadores o líneas de alta tensión, y reducirá la cantidad de materiales a quemar en el caso de que se considere que hay haya algún peligro”.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top