Publicitat
Terrassa

“El buen liderazgo puede cambiar radicalmente las sociedades”

A principios de noviembre, la Església Evangèlica Unida de Terrassa acogió la cumbre de liderazgo The Global Leadership Summit. Doscientas treinta personas disfrutaron los días 6 y 7 de la retransmisión en diferido de las ponencias promovidas por la asociación Willow Creek. Aliece Hendricks, vicepresidenta de la entidad y directora de las conferencias internacionales, visitó la ciudad con motivo del congreso.

¿Cómo se fundó la asociación Willow Creek?
La asociación nació en 1992 a raíz de nuestra iglesia, que fue fundada en 1975. El objetivo era llegar a la gente que no iba a la iglesia en Chicago. La idea principal era crear un entorno seguro donde la gente pudiera llevar sus amigos que no iban a la iglesia para que preguntasen e investigasen sin ser forzados a la fe. A medida que la Willow Creek Community Church conseguía fama, muchas iglesias de Estados Unidos nos preguntaban qué hacíamos diferente. Entonces, empezamos a dar conferencias y vimos la oportunidad de exportar la idea hacia otros líderes eclesiásticos, por eso creamos la asociación.

¿Qué actividades ofrecen?
Nos centramos en las conferencias y en dar recursos. La cumbre de liderazgo mundial The Global Leadership Summit es nuestro foco principal. En 1995, el fundador y pastor principal de nuestra iglesia, Bill Hybels, se dio cuenta de que las iglesias que funcionaban mejor eran las pocas que estaban bien lideradas. Entonces decidió celebrar una cumbre y exportar sus ideas.

Pero el congreso no se dirige tan solo a líderes religiosos.
Exacto. Nuestra visión es la de ayudar a todos los cristianos a crecer pero el foco está en conseguir un mejor liderazgo en empresas, gobiernos y educación. Todas estas disciplinas son necesarias para tener una buena sociedad. Podemos ver mal liderazgo en muchos sitios, con las guerras, las injusticias humanas, la pobreza, etc. Cuando el liderazgo tiene un objetivo claro, la sociedad cambia, hay igualdad de derechos, democracia, más recursos para los pobres, etc. El buen liderazgo puede cambiar radicalmente las organizaciones y las sociedades y ayudarlas a mejorar.

¿Cómo ha ido creciendo la cumbre?
Empezó en 1995 en Estados Unidos, en nuestra iglesia de Chicago, con unas quinientas personas. En los siguientes diez años, creció hasta llegar a doscientas ciudades norteamericanas y lo retransmitíamos vía satélite. Había líderes internacionales que nos pedían llevar el congreso a sus ciudades porque el liderazgo necesita fortalecerse, hay mal liderazgo. A partir del 2005, empezamos a expandirnos globalmente. No podíamos llevar a los conferenciantes por todo el mundo. En un primer momento apostamos por hacerlo vía satélite pero los costes nos hicieron optar por el vídeo. En 2005, empezamos con catorce sedes. Pensábamos que tendríamos éxito si llegábamos a tres mil personas globalmente pero llegamos a 21 mil. En 2015 hemos tenido a 180 países y más de 600 ciudades. Lo hemos hecho en 55 lenguas. Este es el crecimiento que hemos experimentado en diez años.

¿Cómo organizan el congreso?
En Estados Unidos, tenemos entre doce y catorce ponentes cada año. Nuestras sedes pueden escoger los que quieran y luego diseñamos conjuntamente el programa que mejor funcione en cada lugar. Nuestra promesa es hacerlo anualmente, que haya nuevo contenido cada año y que sea accesible y asequible. Cada país escoge el precio del congreso. Nosotros les ofrecemos el material y el apoyo.

¿La cumbre es suficiente?
Es sólo el principio de un proceso. Nadie cambia asistiendo a una conferencia. Si no haces alguna cosa con lo que has escuchado, desaparecerá. La estadística muestra que si escuchas una conferencia tan sólo retienes el 30 o el 40% de lo que has escuchado pero si sales y lo practicas tienes la posibilidad de retener entre el 75 y el 90%. Si tienes un mentor, puedes retener más del 95%. Entonces empiezas a cambiar y a implementar las ideas.

¿Qué temas tratan?
Bill Hybels, el pastor de la Willow Creek Community Church habla cada año en el congreso. También tenemos algunos ponentes que vienen regularmente pero siempre buscamos nuevas ideas que sean importantes para los líderes. Queremos abastar todas las áreas.

¿Qué pueden aprender los asistentes?
No todos dirán que son líderes pero todos deben reconocer que el liderazgo significa influencia. No tienes que ser necesariamente el presidente de una empresa. Si eres padre o madre, tienes influencia sobre tus hijos; si eres un profesor, tienes influencia sobre tus alumnos; si eres un director, tienes influencia sobre el grupo de gente que diriges. El liderazgo consiste en sacar el potencial de cada persona de la que eres responsable. Los asistentes deben ser conscientes de que no han asistido a una cumbre y ya está sino que tienen que poner en práctica lo que han aprendido.

¿Cómo valora que  Terrassa haya sido la primera ciudad española en acoger el congreso?
Estamos muy contentos. Hace tiempo que queríamos venir a España. Líderes de Madrid y de otras áreas de España han venido a Terrassa. Esperamos que quieran llevar la cumbre a sus ciudades.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top