Publicitat
Terrassa

Maria Pérez: “Una ceremonia laica es una oda a la vida de una persona”

Maria Pérez es psicóloga, se dedica al acompañamiento al luto e imparte cursos de crecimiento personal, entre otras actividades. Además, desde hace dos años y medio trabaja en la Funerària de Terrassa como responsable de las ceremonias laicas de despedida de difuntos. Aunque admite que es un trabajo complicado, asegura que le apasiona.

¿Qué características tienen las ceremonias civiles que ofrece la Funerària de Terrassa?
La familia puede optar por el formato de ceremonia que quiera, escoger las músicas, quien hablará… Hay familias que tienen muy claro lo que quieren y otras que no tienen ni idea y mi trabajo es ayudarlas. El eje vertebrador de la ceremonia siempre son las músicas; hay una para dar inicio, otra en el medio (que para mi debe ser la más significativa para la familia porque es la que escucharán entera) y la del final, para cerrar la ceremonia. Entre canción y canción, podemos hacer lo que la familia quiera; normalmente se habla del difunto. Hay mil tipos de ceremonias distintas pero esta es la estructura básica.

¿Cuál es tu papel durante la ceremonia?
Hay ceremonias en que soy totalmente directiva, otras en las que hago una parte y después sale la familias y otras en que no hago nada, solo presentó y despido el acto. Todas las modalidades están bien porque es lo que quiere la familia, que a fin de cuentas es lo más importante.

¿Qué diferencias hay entre una ceremonia religiosa y una de laica?
Para mi, una ceremonia religiosa es un culto a la fe y está bien para quien crea; una ceremonia laica es una oda a la vida de una persona, es un "que bueno haberte conocido". En ellas, yo no hago ninguna referencia a la muerte, es más un canto a la vida de aquella persona, se trata de recordar a una persona con tono cariñoso.

¿Las ceremonias laicas pueden ser mucho más personalizadas que las religiosas?
A día de hoy, sí. Las ceremonias religiosas son muy pautadas y está bien que sea así. La civiles, no tanto. Hace unos días, celebré una ceremonia que fue muy personalizada; la familia me pidió que recitara una canción que reflejaba el carácter del difunto y lo hice. El siguiente día, en cambio, murió una mujer mayor cuyos hijos decían que no necesitaban tanto, que el dolor de la pérdida de su madre los superaba e hicimos una ceremonia muy corta, duró 3 minutos. Para mi eso es personalizar: si tu quieres mucho, te doy mucho; si quieres poco, te doy poco porque tu mandas.

¿Cómo se pueden personalizar estas ceremonias?
De muchas formas. Hay familias que han subido a bailar una jota. Hubo una nieta que dijo que su abuelo siempre comía manzana con nueces, les propuse de repartir esto el día de la ceremonia y lo hicieron para homenajear al abuelo. Hace unos meses murió una mujer de Treure Ball Terrassa; su petición era que todos bailaran en la ceremonia. Las personas que se encargaban de ella pidieron bailar alrededor del féretro, lo pusimos delante del templo y bailaron.

¿Cada vez hay más demanda de ceremonias civiles?
Desde que estoy aquí, el porcentaje es más o menos el mismo. Aunque Terrassa es una ciudad grande, parece un pueblo; las tradiciones tiran mucho y la tradición es hacer una ceremonia religiosa. Creo que hay un desconocimiento de que aquí hacemos ceremonias civiles y no es porque no informemos pero es que estamos muy acostumbrados a las ceremonias religiosas. Aun así, las laicas van aumentando poco a poco; es un proceso lento porque a todos nos cuesta hacer cambios.

Cuando una familia me dice "a él le encantaba Metallica -y pongo el ejemplo de Metallica porque es muy heavy- pero claro, no vamos a poner Metallica", yo les digo "¿por qué no?". Si se presenta con todo el cariño del mundo y se dice "todos sabéis que le gustaba mucho que amaba la música heavy, que para él era identificativa. En su homenaje vamos a poner un trozo de una canción suave para no violentar a nadie", se puede hacer. Lo que no puedes hacer es decir "ahora vamos a escuchar una canción" y poner "Master of Puppets" a todo volumen porque a lo mejor violentas a alguien. Aún así, hay gente que se violenta de todos modos pero yo siempre digo que si tienes que faltar al respeto a alguien que no sea ni al difunto ni a la familia. Si los demás no lo entienden, yo no puedo hacer nada pero si la familia queda contenta con el servicio, a mi es lo que me importa.

¿Hay muchas familias que deciden hacer una ceremonia religiosa por tradición o por desconocimiento de las ceremonias civiles?
Algunas, sí. Yo, cuando me presento siempre digo que soy psicóloga, que hago charlas y cursos, y, por otro lado, ceremonias civiles. Muchos me preguntan "¿qué es esto?" y cuando se lo explico, me dicen: "Yo a lo mejor se la hubiera hecho a mi abuela. Ella nunca iba a misa pero era creyente, se lo veíamos, y no sé si haberle hecho una ceremonia laica le hubiera faltado al respeto". Esto pasa porque no se habla. Yo sé de una persona que si le hubieran preguntado a lo mejor la hubieran hecho laica pero no le habían preguntado. A mi me da igual, yo quiero que las familias tengan la despedida que quieren y si tiene que ser religiosa, yo las ayudaré si hace falta, y si la quieren laica me dejaré la piel para que tengan la mejor despedida pero yo no quiero que se hagan ceremonias civiles donde se quieran hacer religiosas. Sin embargo, en este caso concreto que te explicaba, la persona que murió la hubiera querido laica pero los hijos no se lo habían preguntado porque hay un tabú muy grande; no hablamos de este tema porque tenemos miedo a enfrentarnos al dolor de pensar que los que queremos algún día no estarán.

¿Hay personas creyentes que optan por ceremonias laicas?
Sí. Hay personas creyentes que quieren poder personalizar la ceremonia para poder hablar, poner flores o lo que sea, y optan por una ceremonia laica, aunque después pueden hacer una misa. En una ceremonia religiosa no puedes poner según qué música por respeto a la fe. No pondrás Metallica en una ceremonia religiosa, es lógico. En cambio, si haces una ceremonia laica, puedes poner Metallica y si quieres, después puedes hacer una misa. En ceremonias laicas se ha puesto Metallica, "Soy minero" de Antonio Molina, música muy estridente… El otro día sonó "La bicicleta", de Shakira y Carlos Vives, porque las hijas del difunto la cantaban con él. Esto es darle sentido a un momento tan duro.

¿Cada vez veremos más ceremonias civiles?
Sí y creo que deben aumentar por dos razones: por un lado, porque son personalizadas y las familias necesitan poder despedir al difunto como quiere y se merece, y por otro, porque hay un porcentaje grande de la población que no cree o que cree en la espiritualidad pero no en una religión en concreto. Aún así, no todas las ceremonias deben ser civiles; cada uno tiene que encontrar la manera de poder expresar sus valores.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top