Publicitat
Terrassa

Govern y ayuntamientos piden que se aceleren las obras de la B-40

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, junto a los primeros ediles de Viladecavalls, Cesca Berenguer, Abrera, Jesús Naharro, y de Olesa de Montserrat, Pilar Puidemon, vuelven a reclamar al Ministerio de Fomento que acelere las obras para la finalización del tramo Olesa-Viladecavalls del IV Cinturó y muestran su preocupación por los recortes que afectan a la infraestructura y a las conexiones.

Los alcaldes mantuvieron el lunes por la tarde un encuentro con el conseller de Territori i Sostenibilitat, el egarense Josep Rull, que se suma a la petición que formulan los municipios del trazado de la B-40. Municipios y conselleria defienden que completar la infraestructura es un factor estratégico para las comunicaciones en el Vallès y para la competitividad de las empresas.

Durante el encuentro en la sede del Departament de Territori i Sostenibilitat, el alcalde de Terrassa expresó su rechazo a la propuesta del Ministerio de Fomento de eliminar del proyecto la salida Terrassa Oest, a la altura de Roc Blanc, en dirección Barcelona, medida que afectará a los vehículos procedentes de Terrassa Norte, Manresa, Viladecavalls y de Abrera. "La modificación propuesta por el ministerio implicaría una reducción de las funciones de circunvalación del sistema de autopistas que rodean la ciudad", apuntó Ballart, que el lunes pidió al conseller Rull que apoye la reivindicación de que el enlace de Roc Blanc se mantenga.

Los alcaldes reclaman que se construyan esta y todas las conexiones previstas inicialmente. Recuerdan que son piezas clave de una red viaria que registrará un elevado volumen de tráfico cuando se abra el tramo Olesa-Viladecavalls y que están destinadas a mejorar la conectividad y evitar grandes colapsos que afecten seriamente a la movilidad del territorio .

Las obras del IV Cinturó está previsto que finalicen en 2020, fecha en la que acumularán 14 años de ejecución para un tramo de 14 kilómetros. Los trabajos de la B-40 arrancaron el 2006 en los tramos Abrera-Olesa y Viladecavalls-Terrassa; en este momento se ejecuta el tramo central entre Olesa y Viladecavalls, unas obras que se iniciaron en 2009.

El proyecto sufrió varios parones durante la crisis y su ejecución se reemprendió en 2016, con el compromiso de que la autovía se acabaría sin más dilaciones.

La reunión del lunes en la conselleria de Territori i Sostenibilitat se ha celebrado a petición de los alcaldes y las alcaldesas de los municipios afectados por el trazado. El pasado 20 de junio, con motivo de la visita a las obras del ministro de Fomento Íñigo de la Serna, los alcaldes escenificaron el frente común para reivindicar la finalización de las obras en el plazo previsto y sin nuevos recortes presupuestarios.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top