Publicitat
Terrassa

El Centre Logístic de Biomassa abre sus puertas en Els Bellots

Publicitat

La ciudad acoge desde ayer la sede del nuevo Centre Logístic de Biomassa Comarcal en el polígono industrial Els Bellots. Se trata de un centro que permitirá gestionar la madera de los bosques vallesanos, de kilómetro cero , y transformarla en astilla que alimentará, inicialmente, las dos calderas de biomasa que se han puesto en marcha esta primavera en equipamientos supramunicipales; en el Consorci Sanitari de Terrassa (CST) y en la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

El acto inaugural contó con el presidente del Consell Comarcal del Vallès Occidental, Ignasi Giménez, el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, Montserrat Barniol, directora general de Ecosistemas Forestal y Gestión del Medio Ambiente de la Generalitat; alcaldes de diferentes municipios de la comarca y representantes de los propietarios forestales, así como de la empresa concesionaria UTE Boscos del Vallès que gestionará el servicio. Todos ellos tuvieron la oportunidad de visitar el centro de la mano de Ramon Mariné, responsable de la empresa Boscos del Vallès.

Durante las intervenciones, el presidente comarcal, Ignasi Giménez, destacó del nuevo servicio que "representa un cambio de modelo en el suministro de energía -más sostenible- una innovación en tanto que parte de la administración pública y un ejemplo pedagógico para extender el mensaje de que es posible otra forma de gestionar y reutilizar el medio natural". Le precedieron en la palabra, el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega, quien ya se había adelantado en subrayar estas bondades del equipamientos y a las que "añadió el hecho de que también genera puestos de trabajo". Por su parte, Montserrat Barniol, directora general de Ecosistemas Forestales y Gestión del Medio Ambiente, se felicitó por la iniciativa porque en su opinión "debe servir como referencias de nuevas prácticas en la gestión forestal, revalorizar el producto y en transferencia de energía".

El Centre Logístic de Biomassa Comarcal está considerado una pieza clave del proyecto Boscos del Vallès de prevención de incendios, a partir de la dinamización de la biomasa forestal. La planta en Els Bellots será el lugar de operaciones del Servicio Comarcal de Biomassa Forestal y permitirá cerrar el círculo que hace posible el aprovechamiento forestal para la obtención de astilla destinada a las calderas de biomasa de la comarca.

El proyecto ha supuesto una inversión de 500 mil euros y se ha financiado gracias al PUOSC de la Generalitat y el apoyo de la Diputació de Barcelona.

En pleno rendimiento, el centro puede movilizar hasta 9.500 toneladas de madera verde que supone el 25 por ciento del crecimiento vegetativo anual de la superficie de pino blanco de la comarca. Puede almacenar 9.500 toneladas de maderas en rol y tiene una capacidad de producción de astilla de 6.650 toneladas anuales. El centro es una de las tres infraestructuras del proyecto Boscos del Vallès. Las otras dos son las dos grandes calderas de biomasa que están en marcha en equipamientos supramunicipales; en concreto en el Consorci Sanitari de Terrassan (CST), que tiene ahora la caldera más grande en un equipamiento sanitario a Catalunya y en el Servei d’Activitat Física (SAF) de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), el primer campus catalán con una caldera de estas características,

El consumo anual de astilla del CST y de la UAB representa el 45 por ciento de la capacidad del centro logístico. En el Hospital de Terrasa se genera la energía que da servicio al equipamiento sanitario y que equivaldría a alimentar a 735 viviendas, mientras que en el Servei d’Activitat Física (SAF) de la UAB, se estima que más de seis mil personas se benefician de la energía limpia producida por la caldera. Con este equipamiento, el Consell Comarcal del Vallès Occidental ha hecho realidad uno de sus anhelados proyectos sostenibles desde hace años. En el acto de ayer se vieron caras de satisfacción pero también hubo autocrítica. El alcalde de Ullastrell, Joan Ballbè, recordó que la iniciativa fue aprobada por el consejo de alcaldes de los 23 municipios pero que "a día de hoy -el de ayer- sólo hay tres (Vacarisses, Ullastrell y Viladecavalls) que han firmado el convenio comprometiéndose a la labor". Terrassa, Rubí y Setmenat avanzaron que su sumaran tras el verano.

Publicitat
To Top