Publicitat
Terrassa

Una huelga que ha permitido limar asperezas

Publicitat

Los últimos diez días han sido doblemente extraordinarios para los taxistas de Terrassa. Coincidiendo con el inicio de la movilización del sector en Barcelona, el colectivo tuvo que enfrentarse la semana pasada a la amenaza del envío de piquetes, al reto de secundar unánimemente la huelga y al de ser la primera ciudad en establecer servicios mínimos gratuitos. El lunes 30 de julio, primer día del paro en la ciudad, los taxistas de Terrassa fueron los primeros en decidir que no cobrarían las carreras mientras durara la huelga. En Barcelona no hubo servicios mínimos hasta el martes.

Fuentes del sector explican que, en plena vorágine reivindicativa, las comidas en Barcelona han servido para sentar en una misma mesa a "compañeros que hacía años que no se hablaban". La excepcionalidad del momento ha permitido romper barreras personales y ahora el tiempo dirá si consolida un colectivo sólido y cohesionado.

Los taxistas egarenses han participado activamente desde el pasado lunes en la huelga y también en la movilización del taxi en Barcelona. Dos coches de Tele Taxi Egara encabezaron la primera manifestación del dia 25 en la Ciudad Condal y, desde el lunes, profesionales de las tres plataformas locales (TopTaxi y Nou Taxi) se han sumado a las protestas y a las concentraciones en la Gran Vía y en Passeig de Gracia.

Publicitat
To Top