Publicitat
Terrassa

Un derribo saca a la luz un pilar del claustro del Castell de Terrassa

Publicitat

La demolición de un inmueble situado en los números 4 y 6 de la calle del Cremat ha sacado a la luz este verano varios elementos del claustro del Castell de Terrassa, entre ellos la pilastra de un pórtico del histórico edificio. Las piezas estaban identificadas y catalogadas, pero permanecían ocultas.

La promoción de un bloque de viviendas ha permitido ahora recuperar varios elementos del patrimonio histórico de la ciudad, algunos de los cuales serán expuestos en la nueva edificación, recreando el contexto arquitectónico en el que fueron creados.

Así lo explica Joan Adell, arquitecto del proyecto de la calle Cremat, promovido por Inversions Bernat, S.A. "La pilastra estará protegida durante toda la obra por un cofre metálico y el resto de elementos han sido retirados ya están debidamente conservados. Nuestra intención es -explica Adell-, en la medida de lo posible, rehabilitar la pilastra y exhibirla en los bajos del edificio interpretando de alguna manera el arco que soportaba".

Para ello, el proyecto del nuevo inmueble de viviendas ha sido ajustado a la presencia del patrimonio histórico. Inversiones Bernat promueve un edificio de planta baja y tres pisos. Cinco viviendas con bajos comerciales que han ganado altura para poder acoger los elementos del antiguo Castell de Terrassa.

"De esta manera el nuevo edificio nos permite interpretar mejor el arco que soportaba la pilastra -explica Adell-. Ahora estamos estudiando la mejor manera de exponer las piezas en un contexto legible".

El proyecto ha ido acompañado en todo momento de un estudio arqueológico. La aparición del pilar y de los elementos de la arcada, lejos de ser un inconveniente, "han sido todo un estímulo para nosotros", explica Joan Adell, que comparte despacho con la arquitecta Marisa Corres.

El Museu de Terrassa ha llevado a cabo un seguimiento de los elementos catalogados. Promotores y arquitectos trabajan de la mano de los técnicos municipales y el departamento de conservación del Museu de Terrassa. La pilastra recuperada correspondía al piso superior del claustro del Castell Palau de Terrassa y Torre del Palau, que ocupaba prácticamente toda la fachada este de la actual calle Cremat. Un arco y medio y varias pilastras de la primera planta se conservan, y algunas se exponen, en el Museu de Terrassa en el Castell de Vallparadís, explica el director del Museu de Terrassa Domènec Ferràn.

En fase de derribo
El proyecto del número 4-6 de la calle de Cremat se encuentra en fase de derribo. El inmueble era un antiguo edificio de viviendas cuyos bajos había ocupado durante años el Nou Café Cremat. Antes, la finca se dividía en dos inmuebles distintos (números 4 y 6 de la calle Cremat), colindantes con el antiguo café Colon de la Plaça Vella, obra de Lluis Muncunill.

En 1926 el café Colon, que inicialmente ocupaba sólo los bajos del actual "Grinzing", se amplió hasta la calle Cremat, sustituyendo las casetas construidas por el propio arquitecto.

Publicitat
To Top