Publicitat
Terrassa

Reparan el pavimento dañado en el centro histórico peatonal

Desde esta semana y hasta el mes de diciembre el Ayuntamiento de Terrassa emprende una campaña de reparaciones puntuales en varias calles de la isla peatonal del centro histórico que han resultado dañadas. Los trabajos, que llevarán a cabo los servicios municipals de Gestión del Espacio Público, afectarán a la Plaça Vella, al Raval de Montserrat, las calles Major, Gavatxons y de la Unió.

Las obras ya están en marcha y comenzaron por el tramo de la calle Major comprendido entre el Passatge d’en Bastard y la calle Forn. Las reparaciones han requerido cinco días de trabajo y se culminaron ayer. Hasta entonces, el tráfico permaneció interrumpido en el tramo y los vehículos accedieron a la Plaça Vella a través de las calles de l’Església y de la Font Vella. El acceso directo a la zona de obras se mantuvo con restricciones hasta ayer viernes. Los trabajos continuarán por la calle de Gavatxons, donde está prevista la reparación del tramo sur, entre la Plaça Vella y el cruce con la plaza de la Torre del Palau. En ese punto, desde el próximo lunes 19 de noviembre hasta el viernes 23 no se podrá circular en vehículo. Los trabajos en la Plaça Vella y en el Raval de Montserrat se desarrollarán a posteriori. El Ayuntamiento aún no ha pasado el calendario, que deberá encajar con el calendario de las actividades navideñas, incluida la Fira de Santa Llúcia. La intervención sobre el pavimento del centro histórico llega 27 años después de que en 1991 se aprobara la peatonalización del centro de la ciudad. No es la única. Durante las dos décadas pasadas ha sido necesario reparar varios tramos afectados por el desgaste del paso de peatones, pero sobre todo de vehículos de carga y descarga y de las cabalgatas.

En 1992, un año después de la aprobación del proyecto de peatonalización, se iniciaron los trabajos de reurbanización de las calles del centro de la ciudad, que adoptaron una estética global y confirieron por primera vez al núcleo egarense un perfil de centro histórico peatonal.

En la pavimentación de las calles, donde se eliminaron por completo las barreras arquitectónicas, se utilizaron dos tipos de pavimento: un granito gris que se instaló en la Plaça Vella y en el Raval de Montserrat y otro distinto de cerámica roja para los adoquines de las calles del casco antiguo.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top