Publicitat
Terrassa

Hachís escondido bajo el asiento elevador de un niño

Publicitat

Transportaba en el coche cocaína y hachís, sobre todo hachís, debajo del asiento elevador de un niño, por ejemplo, cuando lo pararon unos agentes de los Mossos d’Esquadra en Terrassa. Aquel día de mayo del 2016, hace ahora tres años, el conductor se vio inmerso en un proceso penal que está punto de culminar. El fiscal reclama una condena de cuatro años de prisión, y multa de 2.000 euros, por un delito contra la salud pública, de tráfico de drogas.

El acusado tiene 43 años. A las 3.30 de la madrugada del 13 de mayo del 2016, una patrulla de los Mossos d’Esquadra interceptó su vehículo en la avenida del Vallès. No ha trascendido si le seguían los pasos porque conocían a qué se dedicaba, presuntamente, o si lo pararon por otro motivo. Lo cierto es que lo pararon y que registraron su coche y lo registraron a él.

Los mossos encontraron dos bolsas de plástico que contenían 1,30 gramos de cocaína, con una pureza del 77 por ciento en cocaína base. Y hallaron hachís, repartido en varias partes del automóvil. Había droga en un departamento del maletero para las luces posteriores, y debajo del elevador de un menor, y debajo del asiento del copiloto. En total, los policías localizaron quince piezas "de una sustancia marrón prensada en forma de bellota", dice el Ministerio Público, y cinco piezas más, similares. Resultó ser hachís, a tenor de los resultados de los análisis químicos.

El peso neto total de las quince porciones fue de 140,58 gramos. El de las otras cinco, de 134,45 gramos. Según manifiesta el fiscal, el acusado portaba las sustancias aprehendidas para traficar con ellas. Llevaba también 1.250 euros en billetes fraccionados "provenientes de su actividad ilícita", añade la acusación.

Multa
Según una valoración del Cuerpo Nacional de Policía incluida en el escrito fiscal, un gramo de cocaína alcanza un precio de 57,65 euros en el mercado negro. Un gramo de hachís supera ligeramente los 6 euros. Las diligencias las tramitó el juzgado de instrucción número 1 de Terrassa.

La sección sexta de la Audiencia Provincial de Barcelona ha señalado el juicio para hoy, justo un día después de que se cumplan tres años de la detención del sospechoso. El Ministerio Fiscal solicita una pena de cuatro años de prisión y multa de 2.000 euros, así como el decomiso del dinero aprehendido, "al ser producto de la actividad delictiva del acusado", y del coche que aquella madrugada registraron los mossos en la avenida del Vallès. Los agentes han sido citados a declarar en el juicio oral.

Publicitat
To Top