Publicitat
Terrassa

El Festival de Eurovisión ya tiene a sus primeros finalistas

En una edición en la que la mayoría de candidaturas son de artistas masculinos, las mujeres tomaron el poder en la primera semifinal del Festival de Eurovisión, que se celebró este martes en Tel Aviv (Israel). Australia, Grecia y Chipre, favoritas de la noche, consiguieron su pase para la final del sábado como era de esperar. Islandia, igualmente en el top, cantará también en la final. Por contra, la gran decepción fue Portugal, que tras la primera semifinal de Eurovisión dijo adiós al certamen.

También hubo sorpresas, como Bielorrusia y San Marino, que no estaban bien posicionados en las casas de apuestas pero se clasificaron para la final. Completan la lista de países que pasan a la gala del sábado Serbia, Eslovenia, Estonia, y República Checa. Por su parte se despiden del festival Montenegro, Georgia, Bélgica, Polonia, Finlandia y Hungría, además de la ya mencionada Portugal.

Los miembros del llamado "Big Five" (España, Italia, Francia, Reino Unido y Alemania) y el país anfitrión (Israel) también están ya en la final.

Miki, también protagonista
La gala del martes, en la que los espectadores españoles pudieron votar, arrancó con la actuación de Netta, que ganó el año pasado en Lisboa. Durante la gala, el representante de RTVE en Eurovisión, el terrassense Miki Núñez, no subió al escenario pero se pudo ver un minuto del número que grabó el día anterior, en el ensayo general de la primera semifinal del festival.

Uno de los momentos más comentados en las redes sociales fue cuando Assi Azar, uno de los presentadores del certamen, mostró una foto de Miki sin camiseta. "Esto no se puede ocultar, Miki", le dijo.

"Esta foto es de antes de entrar en Operación Triunfo", explicó el egarense, ruborizado. Azar, más allá de mostrar solo la foto, le pidió que no lo esconda y deje ver semejante panorama. Las redes sociales echaron humo justo en este momento.

A los usuarios tampoco se les escapó el guiño que Miki hizo a su compañera Marilia, ya que cuando le preguntaron "¿Todo bien?", él respondió: "nada mal", como la letra de la canción con la que la canaria aspiró a ir a Eurovisión.

Antes de asistir a la primera semifinal del certamen, Miki, que ya sabe que actuará en la segunda mitad de la final, aprovechó para disfrutar de un paseo por Tel Aviv y conocer más sobre la ciudad anfitriona de Eurovisión 2019. El joven de Can Palet visitó los mercados de Shuk Ha’Carmel y Nahalat Binyamin, y probó sfinge y burika, dos productos de la gastronomía local.

Ayer, una vez digeridas las emociones de la primera semifinal, Miki visitó Jerusalén y por la noche actuó en el Euroclub de Tel Aviv.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top