Publicitat
Terrassa

Aumentan las personas con empleo que necesitan ayuda 

La memoria de 2018 de Càritas Diocesana de Terrassa revela que los efectos de la crisis económica siguen castigando a las personas más vulnerables, que "padecen una herida que no cicatriza". La entidad desmiente las voces que aseguran que la crisis ha remitido y afirma que "no solo no ha acabado, sino que se cronifica". Durante el año 2018, Càritas atendió en Terrassa 11.197 familias, lo que supone prácticamente 40 mil personas.

Uno de los datos más reveladores de cómo las consecuencias de la recesión adquieren dimensión estructural es el aumento de trabajadores pobres. Las personas que, pese a tener un empleo, necesitan ayuda han aumentado un 17,40 por ciento, "un indicador de que actualmente tener trabajo no es garantía de poder tener una vida digna", afirman desde Càritas.

Muchos trabajadores siguen sin llegar a final de mes y se enfrentan a situaciones de pobreza. "No porque gasten mucho -explican-, sino porque cobran poco e incluso deben verse en la tesitura de escoger entre pagar el alquiler o dar de comer a sus hijos".

Un 57,21% de las familias que atiende Càritas Diocesana de Terrassa tiene hijos a su cargo. Durante 2018, los hogares en situación de inseguridad respecto a la vivienda aumentaron respecto a 2017 y alcanzan a un 46,78 por ciento de las familias atendidas por Càritas. Los hogares unipersonales, además, rozan el 27 por ciento de los atendidos. Las personas solas son uno de los colectivos más vulnerables.

Sobreendeudamiento
El Observatori de la Realitat Social de Càritas se constituyó a finales de 2016 con el objetivo de analizar la realidad de la pobreza, hacerla visible y sensibilizar a la sociedad.

En abril de 2018 se hizo público el informe "Atrapats en la precarietat", un estudio que ponía en evidencia cómo la deuda ahoga a las familias más vulnerables.

El análisis de la realidad social del observatorio arroja datos demoledores. Uno de cada cuatro hogares atendidos por Càritas afronta una situación de sobre endeudamiento. "Más del 90 por ciento de los núcleos familiares atendidos están en riesgo de pobreza, mientras el riesgo de pobreza de los hogares catalanes ronda el 19%", afirma Càritas en su informe.

La entidad apoya su trabajo profesional en una sólida red de voluntarios comprometidos con la acción social . En total 1.509 personas que dedican su tiempo libre a participar en los distintos programas de la diócesis egarense.

La mayoría de ellos, un 68% , son mujeres y un 32 por ciento hombres. La mitad de los colaboradores tienen entre 30 y 64 años (51,17%), colectivo seguido de los mayores de 65 años. Las personas jubiladas son un puntal del voluntariado. Uno de cada tres voluntarios de Càritas Diocesana de Terrassa ha culminado su etapa laboral y dedica parte de su tiempo libre a colaborar con programas sociales.

El dato

Càritas Diocesana de Terrassa atendió durante 2018 más de 11 mil familias en situación de vulnerabilidad, casi 40 mil personas

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top