Publicitat
Terrassa

El acceso gratuito desborda Vallparadís

n mar de toallas a la sombra parecía ayer la piscina de Vallparadís. No cabía ni una gorra más. Poco después de las doce del mediodía el equipamiento colgó el cartel de completo. El acceso gratuito al recinto, entre las 12 y las 18 horas, provocó un aluvión de usuarios, que, en muchos casos, tuvieron que hacer colas de hasta dos horas para poder entrar.

El Ayuntamiento activó el miércoles el plan de emergencia municipal debido a la ola de calor que azota la península hasta el domingo. Y una de las medidas incluidas en este protocolo es el acceso gratuito a la piscina de Vallparadís ayer, hoy y mañana entre las 12 y las 18 horas. Era de esperar una avalancha de usuarios, pero la demanda desbordó las previsiones.

Mucho antes de que el recinto abriese sus puertas (a las 10.30 horas) ya había decenas de personas esperando para beneficiarse de la gratuidad (en vigor a partir de las 12 horas), con lo que el aforo de la piscina se completó enseguida. A partir de ese momento, nadie podía entrar si previamente no salía alguna otra persona. El recuento era minucioso pues, ante todo, quería garantizarse la seguridad.

También enseguida se decidió ampliar el aforo, inicialmente de 1.400 personas, a 1.600, pero ni así se consiguió rebajar demasiado el tiempo de espera y las ansias por acceder al recinto. Sobre las 13.30 horas había personas que llevaban casi dos horas de cola. Dos horas de sofocante calor. Unos metros más allá, el termómetro marcaba 37 grados.

Población de riesgo
Muchos de los que ayer se apuntaron al día gratis en la piscina eran jóvenes que llevaban con cierta alegría la espera, pero también había familias con niños y personas mayores. A las puertas del recinto, el concejal de Deportes, Miguel Ángel Moreno, explicaba que se estaba dando prioridad a las mujeres embarazas, los bebés y personas con discapacidad. También se había reforzado el número de socorristas, el personal de atención al público y de seguridad. La aglomeración era tal que una patrulla de la Policía Municipal estuvo presente para dar apoyo. Se espera mejorar hoy las medidas de seguridad y ordenar el acceso al equipamiento mediante vallas para evitar el tapón que en muchos momentos hubo en los tornos de la entrada.

Solo con los esplais ya se llegó a las 600 personas en la piscina de Vallparadís. Desde el Ayuntamiento comentan que el compromiso con las entidades ya estaba adquirido y no podían reubicarlos. Además, los niños se consideran población de riesgo, por lo que tienen prioridad .

Las medidas para mitigar los efectos de la ola de calor también incluyen colocar surtidores de agua en algunas plazas de la ciudad entre el sábado y el lunes desde las 11 hasta las 18 horas. Además, se extremarán las medidas de seguridad en las actividades al aire libre de la Festa Major.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top