Publicitat
Esports

España no quiere ser comparsa en Londres

Londres acoge la décimocuarta edición de la Copa del Mundo femenina de hockey y la selección española regresa a esta competición después de su ausencia en la última cita de hace cuatro años, celebrada en la localidad holandesa de La Haya. El torneo comienza hoy pero el combinado nacional que dirige el seleccionador Adrian Lock no se vestirá de corto para su estreno hasta mañana, cuando se verá las caras con Argentina, medalla de bronce en el último Mundial, y vencedor de esta competición en dos oportunidades.

En la lista de 18 jugadoras que iniciarán la competición, hay cinco de origen egarense. Se trata de Carola Salvatella, del Club Egara, Júlia Pons, que milita en el CD Terrassa, Carlota Petchamé, que juega en el Júnior, Berta Bonastre, que lo hace en el Braxgata belga, y la capitana, Georgina Oliva, que está enrolada en el Kampong de Holanda. Además, las dos jugadoras reserva también son terrassenses, Maria Tost, que juega en el Mannheimer alemán, y Marta Segú, que lo hace en el RC Polo de Barcelona.

La representación local se completa con dos integrantes del cuerpo técnico que capitanea Lock, concretamente son la médico, que es la exinternacional Sílvia Muñoz, y el técnico asistente del seleccionador, Andrew Wilson, actual entrenador del conjunto femenino del Club Egara.

Un cuarto puesto
El combinado femenino ha participado en todas las ediciones del Mundial, excepto en dos oportunidades, la mencionada al principio, en 2014, y la de Kuala Lumpur en el año 1983, cuando el Mundial se celebraba cada dos años. El mejor registro de la selección femenina fue en el año 2006, en Madrid, cuando alcanzó la cuarta posición.

En sus otras apariciones, fue quinta en Berlín 1976 y Sidney 1990, sexta en Mandelieu (Francia) 1974, la primera edición, y octava en Madrid 1978, Dublín 1994 y Perth 2002.

Ahora, después de la ausencia de este conjunto en el último Mundial, la intención de España es recuperar puestos en las grandes competiciones. En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en el año 2016, la selección femenina logró una meritoria octava plaza y en el Europeo del año pasado, en Amsterdam, las de Lock fueron quintas. Además, este combinado hizo un buen papel en la World League. Es, por tanto, el momento para refrendar este estado ascendente en una cita de gran envergadura.

España está encuadrada en el grupo "C" y, además del conjunto argentino, tercero en el ranking de la Federación Internacional de Hockey (FIH), tendrá enfrente a otros dos rivales, Sudáfrica, que está situada en la décimocuarta plaza de esta lista, y cerrará la fase de grupos contra Alemania, otro adversario siempre temible, y que está situado en la sexta posición. España, actualmente, es la úndécima selección de este ranking mundial.

El sistema de competición es innovador en cuanto a la segunda fase se refiere. La primera fase, la de grupos, es como siempre y los cuatro equipo se enfrentarán entre sí, todos contra todos. El primer clasificado, sin embargo, se clasificará directamente para los cuartos de final y esperará rival, que surgirá de una eliminatoria que dirimirán los segundos contra los terceros clasificados de cada grupo. El cuarto clasificado de cada grupo estará condenado a disputar los partidos de clasificación de la parte de abajo.

Los ganadores de estas eliminatorias se enfrentarán a los cuatro primeros de los grupos y, los vencedores de estos partidos, disputarán las dos semifinales y, posteriormente, se celebrará el tercer y cuarto puesto entre los perdedores, y la gran final entre los que superen la eliminatoria definitiva.

Anteriormente, el Mundial se celebraba con dos grupos de seis equipos, que se enfrentaban por el sistema de liguilla, todos contra todos. Los dos primeros clasificados disputaban las semifinales. Con este cambio, las opciones de acceder a las medallas se han ampliado.

La gran dominadora
Por lo que respecta al palmarés de esta competición, la gran dominadora y eterna favorita es Holanda, que ha ganado el título en siete ocasiones y que defenderá el título en tierras británicas. Además, las holandesas, de las trece ediciones disputadas, han subido siempre al podio excepto en el año 1994, en Dublín. Le siguen en la clasificación Australia, Argentina y Holanda, las tres selecciones con dos medallas de oro.

Estas selecciones, más Inglaterra, por su condición de equipo anfitrión y segundo en el ranking mundial, se presumen como las favoritas para estar entre los elegidos a la conclusión del torneo. De todas formas, habrá que tener en cuenta a otros combinados, como Corea, China o Nueva Zelanda, acutal número 4 del ranking de la FIH, que también pelearán por dar la sorpresa y colarse en la lucha por las medallas.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top