Publicitat
Esports

“El VAR será una ayuda para los árbitros y los comités”

El abogado terrassense Toni García Alcaraz es desde hace unas semanas Inspector de Ética y Disciplina de la UEFA. Se trata del único representante de la Federación Española en ese comité, que aborda situaciones disciplinarias en las competiciones de carácter continental.

¿Cuál es la función de un inspector de ética y disciplina de la UEFA?
Es el representante de la UEFA en los procedimientos disciplinarios. Hace una función que se podría equiparar a la de un abogado del estado, pero en este caso en el marco de la UEFA. La UEFA tiene unos órganos disciplinarios que son autónomos, y sus miembros sancionan a clubs o jugadores cuando cometen infracciones. Los afectados, en muchos casos, recurren estas sanciones al órgano superior, que es el órgano de apelación de UEFA, y es entonces cuando interviene el inspector de ética y disciplina. Su papel es defender la posición y los intereses de la institución.

¿Cómo asume esta etapa desde el punto de vista profesional?
Es una responsabilidad muy importante, porque todo lo que haces tiene una trascendencia a través de los medios de comunicación. Ahora intervine en un proceso de Champions League y eso provoca reacciones de los clubs, de los entornos. Conozco compañeros que han llegado a recibir amenazas de muerte en algunos procedimientos. Es una responsabilidad, pero sobre todo se trata de una gran oportunidad. Estar en una institución internacional como la UEFA siempre es bienvenido.

¿Cuáles son los temas en que más intervienen?
Puramente disciplinarios. Por ejemplo, bengalas que entran y se encienden en los estadios, obstrucción de los accesos, tarjetas amarillas provocadas, etcétera. En cada partido de competición europea existe el informe del árbitro y del delegado UEFA. Cuando de ese informe o del acta se entiende que puede haber una infracción disciplinaria, se da traslado al comité de ética y disciplina. Cuando el club apela, es cuando el inspector entra en juego. Hace poco, por ejemplo, Corona, un jugador del Oporto, forzó claramente una tarjeta para llegar limpio a los octavos de final. A ese jugador se le ha sancionado con dos partidos y no pudo jugar contra la Roma. Ese es un tema que llevé yo.

Un caso como el de Sergio Ramos en el campo del Ajax.
A Sergio Ramos se le ha abierto expediente por las declaraciones que hizo admitiendo que había forzado la tarjeta. Ahora el Comité de Ética y Disciplina decidirá, pero es muy posible que también le sea aplicada una sanción de dos partidos debido a que él admitió la falta posteriormente.

¿El VAR les complica el trabajo?
No, al contrario. Tenga en cuenta que gracias al VAR algunas situaciones se van a resolver en el mismo partido y eso va a evitar la intervención posterior del comité. Por ejemplo, si se produce un error en la identificación de una tarjeta a un jugador se podrá subsanar en el mismo partido, sin necesidad de que el tema tenga recorrido posterior. A todos nos va a facilitar las cosas, a nosotros y a los árbitros.

¿Se ha avanzado mucho en los últimos años en Europa en los comportamientos en los estadios?
Depende. Aún existe un problema bastante latente en el fútbol griego y turco, sobre todo. Siguen existiendo conductas impropias, fundalmentalmente por parte de los espectadores. Y eso ha comportado incluso la clausura de los estadios. Fuera de ese ámbito, el escenario ha mejorado mucho y es menos frecuente encontrar situaciones conflictivas.

¿Silbar el himno de la Champions es sancionable?
No está estipulado explícitamente que se pueda sancionar si se silba. Los himnos nacionales, sí. En todo caso, interpretativamente se podrían llegar a sancionar esos silbidos en función de otros preceptos. El reglamento ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Por ejemplo, ahora no se sanciona la exhibición de "estelades". Antes se prohibían todos los mensajes que no tuviesen un contenido deportivo. Después se añadió la condición de que no fuesen provocativos. Por eso ahora no se sanciona la exhibición de "estelades", por ejemplo. Si se sancionaba antes es porque lo obligaba el reglamento disciplinario, no porque la UEFA tuviese un comportamiento arbitrario.

Lejos del ámbito futbolístico, uno de los temas más delicados que ha defendido en los últimos tiempos fue el de la sanción al atleta Adel Mechal por unas irregularidades en los controles antidoping.
Fue un tema muy complejo. Se le sancionó porque no se le pudieron hacer tres controles antidopaje. Entendíamos que no lo encontraron pero que podrían haberlo hecho. En este proceso hubo un problema en las notificaciones, que no se produjeron de forma correcta. Cuando existe un control fallido lo tienen que notificar antes de hacer el segundo. Y eso no se produjo. El TAS le aplicó medidas cautelares, pudo proclamarse campeón de Europa de 3.000 metros y posteriormente le fue levantada la sanción.

También defendió una reclamación de la selección peruana de fútbol que fue clave para su clasificación para el Mundial.
Ese tema fue la bomba en Sudamérica. El día que el TAS trató el asunto no se cabía en la sala porque estaban casi todas las federaciones. Perú y Chile reclamaron por una alineación indebida de Bolivia en la fase de clasificación. Perú había perdido ese encuentro y con los tres puntos del fallo posterior logró la clasificación para el Mundial 36 años después de su última participación. Fue un tema de gran repercusión.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top