Publicitat
Esports

Permanencia condicionada 

El San Cristóbal hace semanas que tiene la permanencia en Tercera División casi en el bolsillo, aunque no ha podido certificarla de un modo matemático como consecuencia de su mala racha en las últimas jornadas. Cuatro derrotas seguidas han condicionado su trayectoria, aunque mantiene una cómoda renta de 13 puntos sobre el equipo que marca las posiciones de descenso, el Ascó. El conjunto tarraconense es su rival este domingo en Ca n’Anglada y un triunfo del equipo de Oliver Ballabriga sellaría de forma definitiva su permanencia en Tercera División. Un empate también tendría las mismas consecuencias siempre que la Fundació Grama no gane en su desplazamiento al campo del Santboià.

Sin embargo, un detalle distorsiona ese escenario en las últimas semanas y condiciona las plazas de descenso a Primera Catalana. Las mismas se podrían ampliar a cinco en lugar de las cuatro establecidas si se produce un descenso de algún equipo catalán de Segunda "B" a Tercera División, posibilidad que ahora mismo gana consistencia por la caída a las últimas posiciones del CE Sabadell. El conjunto arlequinado ocupa en estos momentos la penúltima posición del campeonato, teniendo en cuenta que el colista es un Ontinyent que acabará último por cuanto se ha retirado de la competición. El Sabadell está empatado a puntos con los otros dos equipos que bajarían en estos momentos (Conquense y Castellón) y tiene un punto menos que el Valencia Mestalla, que ocupa la plaza de promoción de permanencia y que el Alcoyano, que marca las plazas de salvación en la categoría en estos momentos.

Concentrados
Todo ello obliga al San Cristóbal a mantenerse alejado de la decimoséptima posición, que sería la que conllevaría el citado peligro si se mantiene la actual dinámica negativa del Sabadell. Esa posición corresponde al Sants, a seis puntos de los parroquiales igual que el Castelldefels. El Figueres está por encima de esos dos equipos con dos puntos menos que el San Cristóbal. Esas distancias obligan al conjunto de Ballabriga a no cometer errores en este tramo final del campeonato si quiere seguir al margen de las posiciones más problemáticas.

Los tres próximos partidos de Liga se presumen importantes en esa dirección. Si este domingo el rival es un Ascó que marca la zona de descenso, la siguiente semana visita el campo de una Pobla de Mafumet con quien se encuentra empatado a puntos. Y después visitará Ca n’Anglada un Sants inmerso en esa pugna por la permanencia en la categoría. L’Hospitalet y Vilafranca, fuera, y Santfeliuenc, en casa, son los tres rivales finales en un tramo de campeonato de mayor dificultad.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top