Publicitat
Esports

Una decisión estratégica 

La próxima semana se adivina definitiva en la incorporación de un nuevo director deportivo en el Terrassa FC. El consejo de administración pretende cerrar ese asunto lo antes posible para, a continuación, abordar el fichaje de un nuevo entrenador y planificar la plantilla con la que se hará frente al próximo campeonato. A falta de hacerse oficial la salida de Cristian García, los responsables de la entidad egarense han iniciado la ronda de contactos para contratar a quien marcará las directrices deportivas en el futuro inmediato.

Dos siguen siendo los nombres que aparecen como claros favoritos a esa función: Miquel Ezequiel y José Delgado. Los dos comparten características que el club entiende como fundamentales en este momento: son terrassenses, del Terrassa FC y tienen trayectoria y conocimientos suficientes para desarrollar dicha responsabilidad. Ezequiel ejerce en la actualidad las funciones de segundo entrenador de la primera plantilla del Granollers, mientras que José Delgado es el secretario técnico del Prat. Los dos han manifestado su predisposición a escuchar una oferta del Terrassa y a asumir las responsabilidades derivadas de la dirección deportiva.

Miquel Ezequiel lleva años trabajando en Tercera División (antes estuvo en el Sabadell "B" y ha estado ligado a distintos clubs, entre ellos el propio Terrassa en Segunda "B") y tiene también un marcado conocimiento del mercado de futbolistas jóvenes por su estrecha relación con las categorías formativas. Delgado, por su parte, llegaría con el aval de haber diseñado la plantilla del Prat que este año está pugnando por el título de Liga.

Raúl Verdú, una tercera vía
Aunque ellos dos aparecen como los principales candidatos a la dirección deportiva (Ezequiel podría partir actualmente con ventaja), ha aparecido un tercer candidato que no es otro que el ex jugador del Terrassa FC, Raúl Verdú. Dedicado a la representación de futbolistas en los últimos años, incluso se comenta que podría llegar de la mano de un inversor que incrementaría la dotación económica del club para construir la plantilla de la próxima temporada. Cabe recordar que el consejo de administración ha anunciado un sensible recorte en este apartado y ha fijado en unos 150.000 euros el próximo presupuesto.

Pese a que en primer lugar es preciso resolver ese escenario previo, en el club también se empieza a estudiar el mercado de entrenadores que sustituyan a Cristian García en el banquillo del primer equipo. Y en esa dirección se observan algunas preferencias que pueden marcar el libro de ruta futuro, supeditado en todo caso a la elección del director deportivo. En ese sentido, José Solivelles, entrenador del Granollers, Xevi Molist, hasta hace unas semanas al frente del L’Hospitalet, y Nacho Castro, técnico del Horta, parecen ser los preferidos en estos momentos.

Nacho Castro gusta mucho
Solivelles es un técnico de la máxima confianza de Miquel Ezequiel, con quien ha trabajado en Sabadell, Manresa y ahora en el Granollers. Es fácil adivinar que si Ezequiel aterriza en el Terrassa, Solivelles podría ser una de sus principales apuestas. No hay que olvidar que en sus inicios trabajó en el fútbol base del Terrassa.

Molist también goza de predilección en la zona noble del Terrassa FC por su estilo ofensivo, su condición de ex jugador terrassista y sus buenos resultados en su trayecto como entrenador. Pero es Nacho Castro, que ha conducido al Horta a las puertas de la promoción de ascenso con un fútbol altamente atractivo y una plantilla muy joven, quien goza de mayor consenso en el consejo de administración. Algunas fuentes incluso señalan que ya se ha producido un primer contacto con él para conocer su situación.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top