Publicitat
Diners

La recuperación económica es “sólida”en la demarcación

El pasado ejercicio se cerró con una sólida recuperación en el ritmo de crecimiento y mejora de la marcha de los negocios en la demarcación, según dictan las conclusiones de la última encuesta de coyuntura elaborada por la Cambra de Comerç i Indústria de Terrassa en colaboración con el Idescat. Así, durante el último trimestre del año, la actividad empresarial de la zona recuperó de forma significativa el nivel de crecimiento experimentado dentro del primer semestre de 2016.

De esta manera, dice el informe, “se confirma que los factores estacionales son el origen del leve descenso experimentado en el tercer trimestre”. En este contexto, y después de nueve trimestres consecutivos con valor positivo del indicador de la marcha de los negocios, el sector industrial se recupera con fuerza. Otra conclusión destacada es que la construcción culminó 2016 con el valor más alto de todo el año. Este informe, referente al cuarto trimestre de 2016, se realizó el pasado enero mediante entrevistas telefónicas directas a 519 empresas. El margen de error estimado es del 4,3%.

Las expectativas sobre la marcha de los negocios se mantienen en valores positivos para todos los sectores de actividad de la demarcación de Terrassa y pronostican que la marcha de los negocios en el primer trimestre del año 2017 continuará en la senda del crecimiento. Asimismo, el grado de confianza empresarial experimenta un notable alza para el conjunto de actividades empresariales en consonancia con el comportamiento positivo de la marcha de los negocios en el último trimestre de 2016.

Aumento de la competencia
Otras de las conclusiones del informe es que el aumento de la competencia es el principal factor que limita la marcha de los negocios para el 53,1% de las empresas de la demarcación, seguido de la debilidad de la demanda y las dificultades financieras. Los resultados del estudio indican que la evolución de la actividad económica durante el cuarto trimestre de 2016 experimentó una mejora en relación al trimestre anterior, alcanzando niveles de actividad cercanos a los obtenidos en el transcurso del segundo trimestre del año. Con un valor del saldo 16,6 puntos en la marcha de los negocios (diferencia entre respuestas positivas y negativas de los empresarios encuestados), la actividad empresarial recupera el ritmo de crecimiento experimentado dentro del primer semestre del año.

Mejorando de forma sensible la leve bajada experimentada en el tercer trimestre, que fue de 9,7 puntos, este indicador confirma que el factor de estacionalidad condicionó la evolución durante los meses de verano e incidió en los resultados de trimestre precedente. En cuanto a la percepción sectorial de la evolución de la actividad, la industria en su conjunto muestra un valor de 12 puntos y vuelve a entrar en valores positivos tras la desaceleración mostrada en el trimestre anterior cuando experimentó un saldo de -1,2 puntos. Dentro del sector industrial, casi la totalidad de los subsectores presentan valores positivos y cierran el año con indicadores que confirman la tendencia de un notable crecimiento de la actividad. La industria alimentaria, la industria química, la de fabricación de equipos mecánicos, eléctricos, electrónicos y ópticos y las agrupadas dentro de otras industrias manufactureras han experimentado un notable incremento del indicador de la marcha de los negocios dentro del último trimestre del año con unos valores de 21,2 puntos, 17,7 puntos, 31,2 puntos y 34 puntos, respectivamente, en comparación con el tercer trimestre del año que fueron de -6,5 puntos, -0,7 puntos, 1,7 puntos y 9,5 puntos, respectivamente.

Industria metalúrgica
Por su parte, la industria metalúrgica, con 9,8 puntos, también experimentó un incremento del saldo de 1,7 puntos respecto al trimestre anterior, y la industria textil, con un total de 15,1 puntos, ha reducido un punto el valor obtenido en el tercer trimestre del año. La excepción la aporta el subsector de la industria de la madera, el corcho, el papel y las artes gráficas que presenta un valor negativo del indicador (-62,5 puntos) y cierra el año con una marcada tendencia negativa de la evolución del ritmo de actividad. El sector de la construcción, con un valor positivo de 20 puntos, cerró en 2016 con el indicador más alto de todo un año en el que el sector ha experimentado un comportamiento bastante errático. El valor de 2016 supera en 9,2 puntos el valor de cierre de 2015.

Por su parte, según el citado estudio de la Cambra de Terrassa, el sector del comercio de la demarcación, que presenta un valor de 23,0 puntos del indicador sobre la marcha de los negocios, ha evolucionado al alza durante el año, mientras que el que el sector servicios, con 15 puntos, ha mantenido una tendencia más estable aunque con débiles síntomas de desaceleración.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top