Publicitat
Diners

“La carpintería tiene medio cuerpo fuera de la crisis económica”

El sector de la carpintería vive un buen momento, después de tres años consecutivos de mejora en la actividad. Además, el presente ejercicio también ha empezado con fuerza. Así lo manifiesta Pere Solanellas, presidente del Gremi de la Fusta. El crecimiento del negocio se basa en la diversificación, con lo que el sector de la construcción no tiene tanto peso. La incertidumbre sobre cuánto durará el actual ciclo provoca que las empresas se lo piensen mucho antes de contratar personal.

El trabajo aumenta año tras año
Continúa creciendo el trabajo. Y no tanto en la construcción como en otras muchas actividades donde un carpintero puede trabajar. Sin ir más lejos, y por poner un ejemplo, en el reciente Mobile Word Congress. Es decir, en cualquier feria que se celebre en Barcelona y también en el sector retail, donde ahora no sólo se hacen tiendas nuevas sino que también se realizan muchas reformas, que son continuas para cambiar la imagen y atraer al cliente. Además de los cambios de ropa habituales, también se renueva el mobiliario. Y esto está dando muchísimo. Todo ello general más trabajos que la construcción"

No parece tener excesiva fe en la reactivación de la construcción
Cuando una promotora construye un edificio grande, digamos de cuarenta o cincuenta pisos, los carpinteros de Terrassa poco hacen. El trabajo de carpintería o lo realiza directamente el constructor en cuestión o empresas del centro de España o Andalucía que traen materiales baratos y sus propios operarios para que hagan la obra. Las puertas, por ejemplo, los propios fabricantes ya las colocan; debido a la crisis han decidido saltarse lo que es el almacén y al carpintero.

Pero algo dejará de negocio el emergente ladrillo…
Los profesionales locales sí intervienen en promociones más pequeñas, como un edificio de tres o cuatro pisos, una casa en Matadepera e incluso en algunas casas de madera que se están haciendo. Algunos se dedican a hacer cocinas en obras de seis o siete pisos pero porque el clientes es de toda la vida. Este tipo de demanda sí la cubren. Pero realmente, las promociones más grandes les generán un poco de temor por aquello de si cobraré o no al final.

¿Quién se ha quedado al margen de la recuperación?
La mayoría de profesionales tiene trabajo. Puede faltarle a una persona que no haya evolucionado, que tiene ya más de 60 años de edad y quiere trabajar igual que cuando tenía 30 años. Sus clientes o se han jubilado o son muy mayores, y ya no llaman para hacerles encargos. Además, no se han adaptado y no quieren, por ejemplo, trabajar acondicionando tiendas, lo que en ocasiones te exige estar alguna noche entera noche montando estanterías. Por otro lado, la reforma de viviendas también se está moviendo actualmente, aunque no tanto como nos gustaría.

¿La competencia desleal sigue haciendo mucho daño?
Seguimos sufriendo competencial desleal en Terrassa. Generalmente de personas que están en el paro y trabajan en negro sin pagar autónomos. Compran el material y hacen la obra. Para esta gente cobrar a diez euros la hora ya les va bien. Pero claro, un carpintero que posee su propio taller y personal, se ve obligado a poner otro precio, lo es lógico. En cualquier caso, los resultados no son los mismos. Lo habitual es que el trabajo en negro no esté tan bien hecho.

¿Se atrevería a decir que la crisis se ha acabado definitivamente?
Si no se ha acabado, estamos ya con medio cuerpo fuera, no tan solo la cabeza. De hecho, llevamos tres años con una aumento importante de la actividad y este 2017 también ha empezado bastante fuerte. En cualquier caso, puede haber gente que trabaje mucho y que en momentos puntuales puede tener un descenso de pedidos.

¿Cómo está la cartera de pedidos para los próximos meses?
Hace diez o quince años, los carpinteros tenían trabajo programado para uno dos años. Ahora, es como mucho para uno o dos meses. Es decir, que la cartera de pedidos es más corta.

¿En qué han fallado aquellos que no notan la recuperación?
Siempre está el dice que no tiene trabajo. Esto puede pasar porque, a lo mejor, no se ha modernizado o no se ha dado a conocer para determinadas tareas. Pero para la mayoría de profesionales que conozco no es así. Todas las llamadas telefónicas que recibo, por parte de otros profesionales, son para decirme si conozco algún autónomo u operario para cubrir una punta de trabajo.

¿Cuánto durará el buen momento?
Que si este buen momento económico durará o no….es la gran incertidumbre que todos tenemos. Nadie puede decir hasta cuándo se prolongará este ciclo. Por eso to- do el mundo va con mucho cuidado.

¿La mejor situación del sector se traduce en nuevo empleo?
La verdad es que a la hora de fichar a gente se va con mucha prudencia. Las empresas se han adelgazado durante la crisis, tienen ahora menos personal. Por ello, cuando hay más trabajo, no llegan. Y si empiezan a buscar buenos profesionales para ciertos trabajos, resulta que no los encuentran.

Menuda paradoja
Para poner parquet o montar una cocina sirve cualquier operario sin mucha experiencia. Es decir, hay profesionales para hacer ciertos trabajos. Pero para hacer un mueble, un comedor o algunas cosas más complicadas, ya no.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top