Publicitat
Diners

“No habrá que elegir entre una hacienda catalana o la española”

El secretario de Hisenda de la Generalitat de Catalunya, Lluís Salvadó, se reunió recientemente con el Ayuntamiento de Terrassa para tratar el desarrollo de la Agència Tributària de Catalunya (ATC) y estrechar el marco de colaboración en esta materia. En su visita comunicó que la delegación de este organismo tributario en Terrassa se ubicará en un local de 497 metros cuadrados situado en la calle de Joan Artigues, y dará empleo a un total de diecinueve trabajadores. Salvadó sostiene que la nueva agencia catalana, que estará plenamente operativa en septiembre en todo el país, está preparada para dar el salto necesario en servicios si Catalunya se convierte en un estado independiente

¿El contribuyente deberá elegir entre una agencia catalana y otra española para liquidar impuestos?
El contribuyente lo que tiene que decidir es el día en que haya un referéndum si tiene que votar que sí o si tiene que votar que no. Ésa es la decisión que debe tomar el contribuyente. Si los ciudadanos deciden que sí, evidentemente, toda la administración del Govern de la Generalitat de Catalunya deberá afrontar el reto de asumir funciones que hasta ahora no venía realizando. En nuestro caso, tenemos que afrontar el reto de tener plenas competencias en materia fiscal. De entrada es un objetivo complejo pero estamos preparando una agencia que dará un salto cualitativo importantísimo en el mes de septiembre. Tendremos una herramienta preparada para asumir, de cara al futuro, nuevas competencias. Pasado el referéndum, quien tiene que resolver todas estas cuestiones son los gobiernos. Por lo tanto, al contribuyente no le tenemos que pasar la duda que si debe pagar a una administración u otra.

¿El despliegue actual sería suficiente para una hipotética Catalunya independiente?
Es una estructura que está dimensionada para agotar el marco competencial que hoy nos es propio. En el momento en que hayamos de asumir nuevas competencias, no es lo mismo que las tengamos que asumir como estábamos hace cuatro años que como estaremos en el mes de septiembre, que es sin duda una situación infinitamente mejor que hace tres años.

La agencia seguirá creciendo
Evidentemente, seguiremos teniendo la necesidad de hacer un segundo salto, que ya calculó el Consell Assessor per a la Transició Nacional hace años. Somos plenamente conscientes de lo que nos hace falta para hacer este segundo salto. En cualquier caso, la Agència Tributaria catalana cuanto toque, si así lo deciden los ciudadanos, estará preparada para afrontar los retos que el país le plantee.

¿Cómo estará configurada la agencia a partir de septiembre?
El modelo que tendremos a partir de septiembre es un agencia tributaria que da servicio a todos los contribuyentes del país. En este modelo, el origen no vinculará cuál es tu oficina de referencia. La oficina de Terrassa, en términos de normalidad, se dirige a la mitad de la población del Vallès Occidental. Pero siendo conscientes que no hay una limitación geográfica. Cualquier contribuyente se podrá dirigir a la oficina que crea más oportuna. Y esperamos que a medio plazo la oficina más próxima sea su propio domicilio; que la mayoría de servicios de carácter tributario se reciba a través de internet.

¿Qué funciones asume?
Lo que hacemos es concentrar tres funciones que hasta ahora se venían dando desde organismos diferentes. Por ejemplo, la gestión de los impuestos propios de la Generalitat se hacía desde la oficina de Barcelona, por lo tanto, los contribuyentes de Terrassa y su ámbito territorial, tenían que desplazarse para liquidar los impuestos, por ejemplo, de grandes establecimientos comerciales, sobre pisos vacíos o el juego. Esto ya no será así. El segundo bloque era un servicio que recibían desde el registro de la propiedad, como la liquidación de impuestos como el de transmisiones patrimoniales, actos jurídicos documentados, sucesiones y donaciones. Y por último, el servicio de recaudación ejecutiva que se prestaba a través de la oficina de la oficina tributaria del Estado. Estos tres puntos que se ofrecían desde tres puntos diferentes los concentramos en una única oficina. Con ello, ganamos en proximidad. Y espero que a través de la colaboración del organismo de recaudación de impuestos del Ayuntamiento de Terrassa podamos acabar de facilitar y mejorar la atención al contribuyente de Terrassa y su ámbito.

¿Por qué se ha tardado tanto en implantar esta competencia? Otras comunidades tienen mucho más desarrolladas estas agencias
En principio, cada Administración tiene sus prioridades. En estos momentos, evidentemente, el desarrollo de la hacienda catalana es una gran prioridad para el país. Tenemos que recuperar tiempo perdido respecto a otras comunidades que habían hecho más vía. En cualquier caso, desde 2015 hemos puesto velocidad de crucero

¿Estamos ante un cambio de gran calado para el país?
Este proyecto nos hará dar un salto cualitativo, no sólo como agencia tributaria catalana, sino como conjunto de país. Por un lado, agotamos todo el marco competencial, y no lo hacemos sólo desde la vocación de dar servicio de la propia agencia, sino que también queremos dar servicio al conjunto de administraciones públicas de nuestro país. Esto realmente es un cambio de paradigma muy importante que el resto de comunidades autónomas ni han hecho y ni siquiera se lo plantean. Además, por otro lado, nos permite construir una conciencia fiscal global.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top