Publicitat
Diners

El paro crece en el sector servicios y se contiene en industria y construción

El notable aumento del paro local en febrero, que creció en 303 personas sobre enero (2,2%), vino motivado por el mal balance en el sector servicios y entre el colectivo de personas sin ocupación anterior, mientras que los sectores productivos, como la industria, la construcción y la agricultura apenas notaron el mal balance del mes (el peor enero desde 2012) ya que registraron alzas muy discretas. Que el nuevo desempleo se haya concentrado en gran parte en los servicios, frente a otros sectores más masculinizados, también explica que las mujeres se hayan visto más perjudicas en febrero. Así, según los datos que aporta el departamento de Treball de la Generalitat, prácticamente dos de cada tres de los nuevos parados fueron mujeres (199 frente a 104 hombres).

En los servicios, el desempleo creció en 148 personas (el 1,7% hasta situarse en 9.088 afectados). Esa cifra supone que el 63,3% de los parados terrassenses (un total de 14.331) están adscritos a este sector. Porcentualmente, sin embargo, fue el colectivo de personas sin empleo anterior donde más creció el paro: 125 más y un incremento relativo del 8,6%. Este aumento viene a indicar que las personas que acceden por primera vez al mercado laboral en Terrassa encuentran ahora más dificultades para ser contratadas. En el resto de sectores más tradicionales el alza fue casi testimonial: 6 parados más en la agricultura (6,2%); 13 en la industria (0,7%), y 11 en la construcción (0,7%), según Treball.

Dos meses consecutivos
En el mes de enero, cuando el desempleo creció más discretamente (50 parados más y un avance del 0,4%) la evolución por sectores tuvo cierta similitud. Mientras que los servicios concentraron la mayor parte de la destrucción de empleo, la industria, la construcción y el colectivo de personas sin empleo aún recortaron sus cifras un 2,3%, 2,2% y 0,2% respectivamente. A pesar del mal inicio del año, el balance interanual sigue siendo positivo. En términos generales, el desempleo ha descendido un 3,9% en el último año (589 parados menos). A nivel sectorial, y respecto a febrero de 2018, el paro desciende en 176 personas en la industria (-8,4%); en 299 en la construcción (-15,5%); en 61 personas en los servicios (-0,7%) y en 27 personas entre el colectivo sin empleo anterior (-1,7%).

Entre 55 y 59 años
Por sexos, el paro al finalizar febrero afectaba a más mujeres (8.385) que a hombres (5.963) y la mayor parte de parados en concentra, en general, en la franja de edad que va de los 55 a 59 años, con un total de 1.961 personas afectadas. La mayor parte de desempleados, un total de 4.148 (28,9%) llevan hasta tres meses en paro. A este grupo le sigue el de aquellos que acumulan más de dos años en paro. Son 4.078 (28,4%). Se trata ya de desempleados de larga duración (con el consiguiente agotamiento de prestaciones). Según Treball, al finalizar febrero, en Terrassa había registrados 17.198 demandantes de empleo, de los que 7.214 son hombres y 9.984 mujeres. A nivel local, este febrero es el peor en materia de empleo desde 2012, cuando en plena crisis económica la cifra de desocupados creció en 338 personas en el segundo mes del año y dejó el total de afectados en niveles récord: 24.269 personas sin trabajo.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top