Publicitat
Diners

Los centros especiales de trabajo denuncian su situación “límite”

Unas 6.000 personas, según los organizadores, se manifestaron ayer por el centro de Barcelona en demanda de una mejor financiación que garantice la inserción laboral de los discapacitados. Entre los participantes se contó con una amplia representación egarense. Alrededor de cuatrocientas personas, entre personal, directivos y familiares de las fundaciones terrassenses Prodis y Fupar, se desplazaron ayer a Barcelona. Se fletaron siete autocares; otros llegaron por sus propios medios. La Federación Catalana de Discapacidad Intelectual (Dincat), que convocó la protesta, denunció que el día a día de muchos de los centros especiales de trabajo (CET) ha llegado a “una situación límite”.

“Seguimos pensando que este Govern no se acaba de creer las necesidades del sector y es eso lo que estamos denunciando”, explicó ayer a Diari de Terrassa Dani Jorquera, gerente de Prodis. “Creen en otro modelo pero realmente no sabemos cuál es porque hay un inmovilismo que no responde a nada. No están apostando por el sector de la discapacidad; tal vez quieren un modelo más de carácter asistencial, aunque realmente no sabemos hacia dónde vamos”. Jorquera alertó del “grave problema social” que se avecina si no llega una solución a la viabilidad de los CET, y apuntó la posibilidad de una nueva manifestación dentro de quince días. “Hoy estamos contentos, han venido setenta autores de toda Catalunya y 70 de los 90 CET catalanes”, comentó Jorquera.

Pérdida de empleo
Cerca de 1.600 personas con discapacidad perderán el trabajo entre este año y el 2020 si las administraciones no actúan, aseguró ayer Dincat. Las 226 entidades sin afán de lucro que representa la Asociación Empresarial de Economía Social (AEES) y Dincat consideran que la falta de financiación pública por parte de la Generalitat y del Estado los últimos diez años, con recortes y congelación de muchas subvenciones, les aboca a una situación muy difícil.

Además, el incremento del SMI “no se ha visto acompañado de las suficientes medidas políticas de apoyo a las personas con discapacidad que trabajan en los centros especiales de trabajo”. Tras muchas negociaciones, tanto en Barcelona como en Madrid, los convocantes aseguraron que “la respuesta ha sido insuficiente” y que la precariedad persiste. “Esta falta de compromiso político pone en riesgo la viabilidad de las entidades sociales que tienen como objetivo generar y mantener puestos de trabajo para miles de personas con discapacidad con especiales dificultades”, se argumenta en el comunicado de Dincat. Las entidades reclaman mejoras en la financiación de los centros especiales de trabajo y denuncian que la precariedad en la financiación pública “está sobrepasando los límites y afecta ya a la calidad en la atención a las personas y las condiciones laborales de los trabajadores”. La protesta se inició ante la sede de la delegación del Gobierno, en la calle Mallorca, donde la delegada, Teresa Cunillera, atendió a los representantes de los manifestantes y recogió el manifiesto de este colectivo. Después, los manifestantes se dirigieron al departamento de Economia i Hisenda y, posteriormente, al departamento de Treball, Afers Socials i Famílies, donde también se entregó el manifiesto.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top