Publicitat
Terrassa

El Ayuntamiento estudia la compra de 10 autobuses híbridos en 2016

La próxima incorporación de vehículos a la flota municipal de autobuses podría introducir en la ciudad los primeros coches híbridos. Así lo ha sugerido el concejal de Movilidad, Marc Armengol, que anuncia que su departamento tomará la decisión en los próximos meses.

En declaraciones a Canal Terrassa, Armengol ha explicado que el gobierno local se plantea la medida después de que la firma Volvo, proveedora municipal, ha apostado sólo por la tecnología híbrida en su línea de vehículos de transporte de pasajeros. “Volvo ha dejado de producir autobuses diesel que van solo con gasoil -explica el teniente de alcalde-. Es una noticia muy importante que una empresa como Volvo tome la decisión estratégica de producir a partir de ahora sólo autobuses híbridos”.

La medida incorporaría Terrassa al club de las ciudades con flota verde y sitúa al gobierno municipal ante el “dilema” de optar por un modelo de bus menos contaminante, pero más caro. Movilidad tiene previsto comprar diez nuevos vehículos en los próximos meses, de manera que la decisión no se hará esperar.

Desde 2009
El primer modelo híbrido eléctrico-diésel de Volvo se puso en circulación en 2009 y desde esa fecha la firma ha repartido más de 5.000 unidades de autobuses eléctricos en 21 países. Recientemente, Volvo y Siemens han sellado un acuerdo global para el suministro de una amplia red de autobuses eléctricos en diversas ciudades y han presentado un nuevo modelo que ya circula por las capitales europeas.

El nuevo autobús dispone de un sistema de propulsión híbrido eléctrico, que combina un motor diesel de cuatro cilindros de 240 CV (177 kW) de potencia, con un motor eléctrico de 150 kW y 1.200 Nm de par máximo. La aportación principal de Siemens consiste en la instalación de puntos de recarga rápida en las rutas capaces de entregar

hasta 300 kW. Los puntos de suministro se comunican con el autobús mediante tecnología wifi y las baterías se recargan automáticamente al accionar el freno, en apenas minutos.

Con esta nueva tecnología, Siemens y volvo pretenden dotar a las ciudades de una infraestructura de carga standard que facilite la transición al nuevo modelo híbrido. Las primeras pruebas apuntan a un consumo medio de 11 l/100 km. En comparación con la tecnología tradicional diesel, el bus híbrido de Volvo registra un ahorro de combustible diesel en torno al 75%.

En este momento, varias son las ciuades que se han sumado ya a la tecnología híbrida para el transporte colectivo. Incluso Londres ha incorporado los motores combinados a sus característicos buses rojos de dos pisos . Este año, el nuevo modelo de Volvo-Siemens, que ya circula por la ciudad de Hamburgo recorrerá las capitales como Estocolmo y Gotemburgo.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top