Publicitat
Terrassa

CCOO pide equidad en repartir las plazas educativas especiales

Si alguién ha hecho los deberes para reducir la segregación escolar es, por ahora, CCOO. Este sindicato, con los representantes Enrique Rodríguez, secretario general en el Vallès Occidental y Mercè Gómez y José Francisco Navajas, delegados en la federación de educación, presentaron ayer un documento con 24 medidas para combatir esta situación en Terrassa, ciudad de Catalunya donde el índice de discriminación es el más alto, según han constatado los informes del Síndic de Greuges de Catalunya.

Del documento -del que ya avanzaron que "no inventamos nada porque recoge acciones que se han llevado con éxito en otros municipios con el mismo problema"-, Navajas destacó algunas propuestas como conocer la realidad de los niños de P3 con necesidades educativas especiales y de entornos desfavorecidos antes de la preinscripción para después hacer una reserva de plazas igualitaria en los centros educativos.

El sindicato formula otras acciones que si son más novedosas como incrementar las plazas públicas de P2 utilizando aulas de infantil y primaria que ahora, con la bajada de la demografía, no cubren la ratio esperada, así como promover proyectos educativos de barrio, compartidos con diferentes centros educativos y potenciar el deporte escolar organizando equipos de alumnado de diferentes centros educativos.

Repensar la zonificación
También defiende repensar el mapa escolar y los criterios de zonificación; evitar el cierre de líneas de P3; apoyar a las familias que son "excluidas" de determinados centros; reforzar los planes de entorno y de transición al trabajo; y crear un observatorio municipal para la equidad social bajo el amparo del Síndic de Greuges de Catalunya y de los agentes educativos, sociales y políticos. CCOO presentará este documento a las escuelas para recoger firmas y después pedirá entrevista con la concejal de Educación, Rosa Maria Ribera. Los representantes fueron críticos con el papel que la edil está desarrollando en este asunto. " Es un tema complejo e importante -dijo Rodríguez- y echamos en falta una política valiente y clara. Tenemos la sensación de que la concejalía no actúa para evitar riesgos electorales". La delegada Mercè Gómez, por su parte, reclamó "el pacto de ciudad que Ribera anunció en diciembre en el debate político sobre el informe del Síndic de Greuges de Catalunya". Gómez agregó que "no tenemos constancia de que haya presentado ninguna hoja de ruta cuando este es un tema que debería liderar porque el Ayuntamiento puede sugerir medidas y negociarlas".

Publicitat
To Top