Publicitat
Terrassa

El deporte local necesita más inversión en el futuro

Ampliar la red de espacios cubiertos para la actividad de deportes en sala y la de piscinas cubiertas de la ciudad son dos de las principales prioridades en materia de equipamientos que deberá abordar la administración municipal en los próximos años, según recoge el Pla Director de l’Esport. Este documento ha sido elaborado en el transcurso de los últimos meses por un grupo de expertos a instancias del Ayuntamiento y su borrador está finalizado a la espera de las últimas aportaciones que se puedan producir antes de su aprobación en el pleno municipal, trámite que se abordará ya en el próximo mandato. El Pla se ha redactado ante la necesidad de definir y proponer las líneas de actuación municipal en el área de deportes, una vez que el Pla d’Equipaments de 2006 ha quedado desfasado tanto por la nueva realidad de una ciudad con 220.000 habitantes como por la mayor demanda deportiva que se ha producido tras unos años marcados por la crisis económica.

En todo caso, el Pla Director no se fija sólo en actuaciones relacionadas con el mapa de instalaciones deportivas, sino que va más allá y traza las líneas de actuación en materia deportiva de forma global. Y en esa dirección se introducen elementos relevantes sobre los que incidir, como la potenciación del papel de la mujer, considerar el deporte como un elemento de promoción económica, de ocupación y de promoción turística, y situar al deporte en el lugar que merece a nivel presupuestario.

El profundo estudio efectuado por la comisión que ha participado en en este trabajo sobre la realidad del deporte local enfatiza en un dato de marcada importancia sobre el que se asientan posteriores análisis: el desequilibrio y la falta de equipamientos que presenta la ciudad para satisfacer la demanda actual de servicios deportivos. Y también concluye que las dotaciones económicas actuales en el presupuesto municipal destinadas a deportes están por debajo de las que destinan otros municipios con población similar o inferior, consideración también de notable trascendencia en la conclusión final. En ese sentido, se destaca que Terrassa destinó, en 2017, 13,84 euros por habitante en su presupuesto municipal del área de deportes, cifra muy inferior a la de otros municipios de características similares. El análisis añade que ese déficit también se produce en cuanto a las dotaciones de recursos humanos para la gestión deportiva municipal. “Terrassa sufre un retraso tanto a nivel de infraestructuras como de medios económicos y humanos en la gestión municipal deportiva para conseguir una prestación de servicios a la altura de la tercera ciudad de Catalunya”, señala el Pla.

Instalaciones
Uno de los apartados más notables del Pla Director hace referencia al mapa de equipamientos deportivos y las actuaciones a realizar para obtener una red de instalaciones adecuada en un periodo señalado entre 2019 y 2027. Se detalla que actualmente existen 819 espacios deportivos, de los que 451 son de titularidad pública y 368 privados. Entre las conclusiones más destacadas se incide en la necesidad de aumentar el número de espacios cubiertos con el fin de no limitar la capacidad de desarrollo de las entidades afectadas. En ese capítulo, se considera primordial recuperar y cubrir los espacios semidescubiertos del Àrea Olímpica (el CN Terrassa tiene proyectada la construcción de dos pabellones en ese espacio) y se califica de necesaria la construcción de un nuevo espacio cubierto polivalente cuya ubicación podría situarse en los terrenos del antiguo mercadillo en el barrio de Montserrat.

El documento propone la construcción en los próximos años de cuatro pabellones: cobertura de la pista exterior de Can Jofresa; cobertura de la pista del polideportivo de Les Arenes; nuevo pabellón en el Distrito 2 (Institut Mont Perdut y San Cristóbal) y posible nueva pista cubierta en el centro de la ciudad, proponiéndose como alternativa la antigua pista de la calle de Salmerón. El Pla Director insiste en mantener el criterio de plantear la construcción de pabellones en nuevos centros escolares en lugar de gimnasios, instalaciones que compatibilizarían el uso escolar y de entidades de la zona en horario extraescolar.

En ese capítulo referido a recintos cubiertos, el Pla señala la necesidad de buscar espacios alternativos a las actividades que se desarrollan en el equipamiento socio-deportivo de La Cogullada para mejorar las condiciones y se valora la posibilidad de dar uso al recinto ferial en fechas de disponibilidad, lo que obligaría a dotarlo de los servicios adecuados.

Otro de los capítulos destacados es el referente al déficit de piscinas cubiertas. Se detecta una clara insuficiencia en esa parcela y se plantea la cobertura con una estructura retráctil de las piscinas descubiertas actuales que sólo pueden funcionar durante 70 días al año: Les Arenes, La Maurina y Can Palet – Can Jofresa, aunque en este último caso sería precisa una rehabilitación completa. También entraría en ese capítulo la piscina del Pla del Bon Aire.

Equilibrar territorialmente el mapa de las instalaciones deportivas de la ciudad y aportar también espacios naturales donde desarrollar actividad física son algunos de los elementos que completan el estudio.

Este libro de ruta del deporte terrassense recoge otras necesidades a atender en el capítulo de instalaciones. Se habla, por ejemplo, de la conveniencia de disponer de campos grandes para deportes como rugb o fútbol americano y se ubica en la zona de Can Jofresa un espacio adecuado. También se contextualiza la necesidad de disponer de espacios grandes para actividades relacionadas con el mundo de la bicicleta.

Mantenimiento
Un capítulo importante al respecte se refiere a los recursos existentes y a los necesarios para el mantenimiento del parque deportivo de la ciudad. El Pla señala que el presupuesto actual en esa área “es insuficiente para garantizar una atención correcta” y añade que las necesidades de atención “son difícilmente asumibles” con los recursos actuales. Según el estudio, se dispone de 300.000 euros anuales para atender a un conjunto de 50 espacios deportivos municipales. Por ello, se precisa que se deben evaluar inversiones futuras de reposición por la finalización de la vida de determinados elementos de los equipamientos, capítulo en el que se habla de forma explícita del final de la vida útil de la hierba artificial de los campos de fútbol.

El Pla incluye necesidades de actuación en campos como el deporte escolar, la actividad para personas con capacidades diversas, el impulso del deporte femenino, la actividad destinada a los mayores o la formación de técnicos. Define acciones que puedan incidir en una mayor participación e implicación de la ciudadanía en la práctica del ejercicio físico y el deporte.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top