Publicitat
Terrassa

Todo listo para una jornada marcada por la polarización

La ciudadanía reflexiona hoy (o no) en la jornada previa a unas elecciones generales con nuevos actores políticos, un escenario polarizado en dos bloques y un resultado de sumas inciertas que apunta a una larga noche electoral.

Los comicios número 14 a Cortes Generales regresan al tablero de los dos bloques, un juego en el que los electores indecisos decantarán mañana la balanza. El PSOE aparece como vencedor en todas las encuestas, pero no está claro si acabará sumando con un Podemos crecido en los debates. Tampoco qué papel acabarán jugando los partidos nacionalistas en la investidura.

En el bloque de la derecha, PP, Ciudadanos y Vox se disputan mañana el voto conservador con la esperanza de sumar y gobernar juntos. Lo hacen un PP lastrado por la corrupción y el transfugismo, un Ciudadanos crecido y la irrupción de la ultraderecha de Vox, que puede dar la campanada.

En Terrassa, 155.280 electores tienen derecho a voto, en un día en el que por primera vez acudirán a las urnas los discapacitados intelectuales, a los que el Congreso les

ha reconocido su derecho a ser sujeto político activo en las jornadas electorales. También se estrenarán en las urnas los jóvenes que han cumplido los 18 años en los cuatro meses que distancian las elecciones generales de las autonómicas del pasado 21 de diciembre.

El día de la votación contará en Terrassa con un dispositivo idéntico al de los comicios autonómicos y a las elecciones generales de 2016. Se abrirán un total de 46 colegios electorales, que acogerán 244 mesas. En la ciudad, el grueso de los electores repetirá punto de votación en las 21 escuelas, 15 equipamientos cívicos, cinco centros educativos y cinco equipamientos habilitados como colegio electoral. La creación del distrito 7 no ha supuesto cambios en la división censal. En el nuevo distrito se han habilitado como colegios electorales el casal cívico de Can Parellada y el Centre Social Les Fonts.

La de mañana se espera que sea una jornada menos tensa que la que se vivió en Catalunya con motivo de las elecciones autonómicas convocadas por el Estado, tras la aplicación del 155. El despliegue de seguridad fue excepcional en aquella fecha.

En esta ocasión, la administración movilizará en la ciudad cerca de mil personas que se encargarán de garantizar el normal transcurso de la jornada electoral, la agilidad en el recuento de votos y en el envío del escrutinio.

Despliegue de los partidos
El dispositivo lo integran los 732 miembros de las mesas electorales y 141representantes de la administración distribuidos por los colegios, junto a los que trabajarán el personal de información y notificación, conserjes, equipos de limpieza y montaje, además del dispositivo policial.

En paralelo, los partidos movilizarán a sus interventores y apoderados, un despliegue de centenares de personas que velarán porque el proceso electoral garantice el voto de todos los ciudadanos que lo deseen y que el recuento no registre anomalías.

Pendientes del voto incierto
Los egarenses han dado muestra de que su sentido del voto puede ser distinto en cada convocatoria electoral, de manera que los partidos

permanecerán mañana muy atentos al comportamiento de los votantes. En los últimos años han ganado las elecciones en Terrassa formaciones tan diversas como el PSC, primeros en todas las municipales y en las generales hasta 2011; CiU y JxSí, mayoritarios en las autonómicas hasta 2015; Ciutadans, los más votados en las autonómicas en 2017; ERC, que ganó en Terrassa las europeas de 2014 y En Comú Podem, la formación más votada en la ciudad en las las dos últimas generales, las de 2015 y 2016.

Con la vista puesta en las municipales del 26 de mayo, los partidos comprobarán mañana si siguen movilizando a sus fieles y, sobre todo, si continúan seduciendo a quienes les han apoyado puntualmente. Los indecisos tienen en su mano la decisión de quien gobernará España los próximos 4 años.

Como en anteriores convocatorias, la clave del resultado estará en la participación. La ciudad vivió el pasado 21 de diciembre un récord de votantes que difícilmente se repetirá mañana. Ocho de cada diez electores acudieron a las urnas en las autonómicas de diciembre y una cifra muy similar en las elecciones al Parlament de 2015.

Hasta ahora en las generales la participación ha oscilado en la ciudad en una amplia horquilla entre el 50% y el 70%. Mañana se sabrá si la polarización política de esta campaña y la apelación de la izquierda y la derecha al voto útil acaban estimulando a los electores o por contra, desmovilizándolos.

Los que acudan a votar deben saber que si dudan del colegio o la mesa dónde votar, los representantes de la administración en los colegios le informarán. Ésta también se puede consultar en la web Terrassa.cat, llamando al 010, al 012 o a la Oficina del Censo Electoral (901101900).

Durante la jornada, la web municipal terrassa.cat/eleccions ofrecerá datos de participación. También lo hará por Twitter y Facebook. Finalizada la votación, la web municipal enlazará con la del Ministerio del Interior para replicar los datos del escrutínio en Terrassa.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top