Publicitat
Terrassa

Un desfile de época con mucho “glamour”

Publicitat

El desfile de vestidos y trajes modernistas que organiza todos los años el Centre de Documentació i Museu Tèxtil (CDiMT) generó la expectación deseada. Esta vez, la pasarela desprendió más "glamour" que nunca puesto que los modelos exhibidos se habían seleccionado por contener el máximo estilo y rigor histórico.

Por la alfombra roja pasearon treinta personas, la mayoría de ellas adultos y también algunos niños, un de ellos un bebé de apenas un mes. Las y los modelos mostraron vestidos de 1900 elegantes y hermosos en el corte, confección y complementos. La muestra de figurines nos permitió regresar a un pasado donde la mujer de clase alta vestía con todo lujo de detalles. Se presenciaron figurines de época con tejidos de gran calidad como sedas, gasas, terciopelo… con bordados y aplicaciones de puntas y pedrería. Los vestidos se complementaban con sombreros y pamelas, con bolsos y paraguas de un gusto tan delicado como exquisito. Toda la pasarela respiró aire modernista, de cine, de película.

Y, entre los modelos que se lucieron cien años atrás, algunos inspirados en la gran y pequeña pantalla. Carme Villares vestía un figurín que evocaba, con mucha fidelidad, el que portaba la actriz Kate Winslet, protagonista de la mítica "Titanic", junto a Leonardo da Caprio, en la cena y baile de gala del transatlántico. Carme Culla y Pere Gelabert, mostraban un conjunto de vestido y traje que recordaba a los personajes protagonistas de "Downton Abbey", una serie dramática de la televisión británica ambientada en el condado que da nombre entre 1901 y 1910. Precisamente, "Titanic" y "Dowton Abbey" guardan relación porque la miniserie británica cuenta el cambio de vida en el condado de Downton Abbey cuando el futuro heredero de la familia propietaria de la gran finca fallece en el hundimiento del Titanic.

Gran atractivo
Para Carmen Villares y Carme Culla, el desfile de vestidos modernistas es una de las propuestas más atractivas de la feria. Villares explicó que "cada año creo y confecciono un figurín para el certamen. Y este año pensé en la idea de hacer uno que formara parte de alguna película, dado que la temática de la feria es el cine. Estuve buscando y cuando ví el que llevaba la protagonista de "Titanic" en la cena de gala, me enamoré, quedé prendada". Carme Culla también contó que había indagado en "Dowton Abbey", una miniserie de éxito que se empezó a emitir en 2010, duró cinco años y que sigue disponible en Netflix. "El vestido y el traje evocan los que llevan los personajes de la serie británica que, por cierto, es muy buena".

Las dos modelos (Villares y Culla) son fieles a la actividad del museo. Las dos coincidieron en que confeccionar un traje de antaño es difícil pero lo es más aún hallar los tejidos. Al respecto Carmen C. señaló que "hay telas que se asemejan pero el vestido es por un día y tienes que valorar bien la compra que haces, tener en cuenta el precio y la calidad porque es una prenda para unas horas".

Las y los participantes en la pasarela modernista partieron este año de la Masia Freixa, en el Parc de Sant Jordi, y recorrieron el Centre hasta el museo. Esta es la primera vez que el desfile tiene lugar en ese espacio al aire libre. El domingo al mediodía, en el momento del acto, brillaba el sol con fuerza y hubo que recurrir a algunos soportes para resguardarse. Personas que presenciaban el desfile y que se habían vestido para la ocasión tuvieron que desplegar el paraguas de 1900 para cubrirse de los rayos. Algún asistente comentó que hubiera sido mejor desplejar la alfombra roja en la Casa Alegre, como el año pasado. "Allí se vio mejor, hay sombra para cubrirse y hay más capacidad", comentó.

Tras el pase, muchos asistentes entraron en el museo para complementar su interés por la indumentaria de antaño. Se acercaron a la exposición "Vestits de pel.lícula" que reúne una colección de modelos de series y films, algunas de ellos con firma terrassense. Hay, por ejemplo, dos vestidos de la serie "Vida Privada", creados por la gran diseñadora Mercè Paloma que son una maravilla del estilo del momento. Esta serie, producida por TV3, además, grabó secuencias en la Casa Museu Alegre de Sagrera. De ello dimos cuenta en el reportaje "Una casa de película" publicado el viernes coincidiendo con el inicio de la Fira Modernista, y aportando un grano de arena a un certamen que este año ha tenido como hilo conductor el cine, un arte de emociones.

Publicitat
To Top