Publicitat
Terrassa

Proyecto ecológico para ampliar Eco-Equip 

El Ayuntamiento de Terrassa ha encargado la redacción del proyecto de ampliación de la sede de la empresa pública Eco-Equip, responsable de la limpieza viaria y la recogida de residuos. La propuesta de RGA Arquitectes ha ganado el concurso para el diseño del nuevo edificio y ahora se dispone a abrir consultas con la plantilla para ajustar la propuesta a las necesidades del servicio.

El proyecto ganador dotará a Eco-Equip de un nuevo edificio de tres plantas con entrada por la calle Miño. Éste albergará los servicios de vestuarios, almacén y aparcamiento, comedor y salas polivalentes que hasta ahora están en módulos provisionales. La nueva edificación complementa las instalaciones del edificio de oficinas que ya existe en la misma finca con entrada por la calle Esla y que se mantiene.

La propuesta de RGA Arquitectes se ajusta a las condiciones de arquitectura sostenible y bioclimática fijadas en la licitación. La estructura interna y la fachada serán de madera, lo que reduce el peso y la cimentación, así como los costes y el tiempo de la construcción, calculada en unos 8 meses.

Con la estructura ligera, en el proceso constructivo se ahorrarán 150 toneladas de emisiones de CO2, calcula el proyecto. Si se edificara en hormigón, las emisiones serían de 230 toneladas de dióxido de carbono, mientras que en madera se limitan a 80 toneladas.

Para salvar el desnivel del terreno, se creará una estructura de contención de tierras que actuará como muro pantalla y será el núcleo de comunicaciones del edificio, donde se instalará la escalera y el ascensor. La sede tendrá tres plantas: la primera, a pie de calle Miño, albergará el almacén y el parking de vehículos; en la segunda se situarán los vestuarios y en la tercera el comedor y varias salas y despachos.

Los arquitectos de RGA proponen espacios flexibles, que se adaptarán a las necesidades de cada momento, una fachada porosa que aportará luz natural al interior del edificio y estudiarán distintas técnicas de aislamiento acústico para garantizar la insonorización de los espacios.

La ampliación de Eco Equip pretende ser, además, energéticamente autosuficiente. Se dotará de Aerotermia y de placas fotovoltaicas. También de un sistema de reutilización del agua de lluvia y de las aguas grises procedentes de los vestuarios que se reaprovecharán para la limpieza de camiones, instalaciones, para el riego y las cisternas.

El edificio antiguo y el nuevo estarán conectados pese a situarse a distinta cota. El proyecto resolverá las comunicaciones entre ambos. Además, concentrará los servicios de cocheras y almacén en la nueva sede. Eso permitirá rescindir el alquiler de una nave próxima donde se alojan material y vehículos pequeños.

Una demanda histórica
La ampliación de las instalaciones de la empresa municipal Eco Equip es una demanda histórica de la plantilla, que durante el último mandato ha crecido en 60 personas. Los empleados de Eco-Equip llevan años denunciando las malas condiciones de las instalaciones y reclamando mejoras en los vestuarios, el comedor y las salas de reuniones. La capacidad de los módulos provisionales, antiguos y deteriorados, “se había tensionado especialmente los últimos años”, reconoce Marc Armengol, teniente de alcalde de Territorio y Sostenibilidad.

El proyecto de mejora es uno de los compromisos incorporados al Pacte per la Neteja, que firmaron los grupos municipales y las entidades, que comprometía al gobierno a mejorar la plantilla, la flota de vehículos y las instalaciones de Eco-Equip, después de que durante los años de la crisis se hayan congelado las inversiones en la empresa pública.

El proyecto se reactiva ahora y podría ser una realidad en 2020. El Ayuntamiento de Terrassa sacó a concurso el año pasado la ampliación de Eco-Equip y en enero resolvió la licitación, a la que habían concurrido seis propuestas arquitectónicas.

El equipo redactor dispone de tres meses para consultar su propuesta con los trabajadores de la empresa y elaborar un anteproyecto. El proceso participativo fue una de las condiciones de la licitación, en la que se ha reservado un papel activo a los empleados.

El proyecto ejecutivo debe estar listo antes de final de año. Será el nuevo gobierno de la ciudad el que decida si lo incorpora al presupuesto del ejercicio 2020.

La propuesta estima que construir el nuevo edificio de Eco-Equip costará 1,5 millones de euros, a razón de mil euros el metro cuadrado. El presupuesto final se ajustará con la redacción del proyecto ejecutivo.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top