Publicitat
Terrassa

A escena, la “Bruixa Divertida”

Todo partió de Guim, alumno de 4º B de primaria y miembro “por linaje” de la colla Geganters de Terrassa. Hacía varios cursos que a este pequeño le rondaba por la cabeza la idea de desgranar los pasos para construir un gegant. A finales de septiembre, cuando la clase empezó a discutir sobre los temas que les interesaban tratar, Guim insistió en su idea y sus compañeros se contagiaron rápidamente de su ilusión. Y así nació “Com es construeix un gegant?”, el proyecto en el que han estado trabajando estos alumnos durante todo el curso y que ha acabado involucrando a toda la escuela Roser Capdevila.

El resultado final del proyecto fue el diseño de una gegantona para la escuela que el escultor egarense Jordi Grau se ha encargado de construir. Entre todos los escolares del centro, votaciones mediante, decidieron llamarla la “Bruixa Divertida” ya que la figura está inspirada en el personaje “La Bruixa Avorrida”, de Roser Capdevila, famosa por crear “Les tres bessones”. La ilustradora catalana quiso participar ayer en el bautismo de la gegantona. Acudió junto a su hija gemela Teresa a la ceremonia, celebrada por todo lo alto en el patio de la escuela.

Las figuras de Carmeta, videoreportera inspirada en quien fuese directora de TV20, y de Antoni Massagué, presidente ya fallecido de Geganters de Terrassa, fueron los padrinos de la nueva gegantona, portada durante unos minutos por el pequeño Guim. Tras el bautizo, la ilusión se desbordó en el patio de la escuela, donde los alumnos quisieron también regalarle un baile a la colla gegantera en agradecimiento a su colaboración.

La música de Txarango puso punto y final a la fiesta, que, a su vez, supuso el cierre de un proyecto que ha llevado a los alumnos de 4º B a una intensa investigación por el mundo de los gegants. La tutora del grupo, Núria Gil, destacó que todo el proceso ha sido comandado por los pequeños. Además de diseñar la figura, hacer los planos o detallar el presupuesto, esta iniciativa les ha llevado a conocer el origen de los gegants, visitar el taller de Jordi Grau para ver el proceso de creación y recorrer exposiciones.

Proyecto compartido
El proyecto ha sobrepasado el aula. La “yaya” Montse y sus amigas fueron las encargadas de vestir a la bruja, y el carpintero de la familia de Judith fue quien construyó el caballete de la figura. Otros tantos familiares se han implicado en el proyecto de unos chavales que ayer estaban especialmente contentos por el resultado de su iniciativa. Aún así, todos destacaron que lo mejor había sido el proceso compartido. Y así acaba la historia de cómo Guim consiguió hacer realidad su sueño y enfrascar en él a toda la escuela, especialmente a sus compañeros de 4º B de primaria.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top