Publicitat
Terrassa

Llamamiento a la prudencia por el alto riesgo de incendio

Prudencia y sentido común si vamos a pisar estos días zonas boscosas. La ola de calor que llega hoy a la península agravará la sequedad de los bosques tras un invierno especialmente seco. Las temperaturas de los próximos días, sumado a la elevada superficie forestal, la densidad de población y el gran número de urbanizaciones dispersas convierten el Vallès Occidental en una comarca especialmente vulnerable a los incendios.

El presidente en funciones del Consell Comarcal, Ignasi Giménez, y el presidente de la Federació d’Agrupacions de Defensa Forestal (ADF) del Vallès Occidental, Joan Trenchs, apelaron ayer a la cautela a la hora de hacer actividades en el bosque. "Queremos hacer un llamamiento al conjunto de la población para que sea muy prudente. La ola de calor añadirá más dificultad a una comarca muy vulnerable", aseguró Giménez. El presidente de la entidad comarcal explicó que "el riesgo de incendio es muy elevado" debido a que "se ha incrementado mucho la masa forestal" y al hecho de que "la comarca tiene mucha densidad de población".

Trenchs, responsable comarcal de las ADF, reiteró que, a pesar de las últimas lluvias de la primavera, los bosques están bastante secos debido a un invierno poco húmedo, por lo que la campaña contra incendios se presenta "complicada". Para ayudar en la prevención, el Consell Comarcal ha reeditado su colaboración con la federación de ADF de la comarca. El convenio, dotado con seis mil euros, ha permitido a la agrupación adquirir un vehículo que se ha adaptado con todo lo necesario para que los coordinadores de intervención puedan desplazarse adonde sean requeridos. Hasta ahora, lo hacían con sus vehículos particulares.

La colaboración con el Consell Comarcal es vital para que las ADF, un cuerpo compuesto por personas voluntarias, puedan hacer sus tareas en unas mínimas condiciones de seguridad y ser más eficaces.

Además de dar apoyo a los Bomberos en caso de incendio, las ADF están activas durante todo el año. Hacen un trabajo muy valioso de prevención durante todo el invierno, abriendo caminos y limpiando bosques para reducir el riesgo de incendios y asegurar el acceso a los servicios de emergencia en caso de detectarse un fuego.

La gestión forestal
El coordinador de intervención de la federación de ADF de la comarca, Xavier Garcia, con más de 20 años en este cuerpo de voluntarios, reiteraba ayer la necesidad de invertir en gestión forestal: "En este momento es fundamental gestionar el bosque, invertir más en prevención que en medios para apagar el fuego", señaló. En palabras de Giménez, presidente del Consell Comarcal, "los fuegos se apagan en invierno".

El Vallès Occidental cuenta con 32.795 hectáreas de superficie forestal, lo que representa un 56% de la comarca. El 90% de estos bosques son de propiedad privada (con más de 3.500 propietarios forestales), por lo que la colaboración entre la Administración y los propietarios es fundamental. El proyecto Boscos del Vallès, impulsado por el Consell Comarcal, persigue, precisamente la gestión sostenible de los bosques. El centro logístico de biomasa, ubicado en Terrassa, transforma la madera sobrante de los bosques en astillas para alimentar caldera de biomasa y producir energía limpia.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top