Publicitat
Vallés

La gira del bus sin conductor ÈRICA se estrena en Sant Cugat

Sant Cugat ha sido el municipio escogido para poner en marcha, ayer, una prueba piloto consistente en hacer circular un autobús sin conductor. Estará en un tramo de la rambla del Celler hasta el martes y todo aquel que lo desee podrá subir gratis para descubrir su funcionamiento y sus prestaciones. El vehículo, con recorridos de un máximo de 500 metros, funcionará entre hoy y el lunes de 10.30 de la mañana a 2.30 de la tarde y de 4.30 a ocho de la tarde, y el martes, solo hasta las 2.30 de la tarde.

Se trata de la Gira Catalana del Bus Autònom, una iniciativa de la Associació de Municipis per la Mobilitat i el Transport Urbà (AMTU) y el departamento de Territori i Sostenibilitat para que ocho localidades prueben este vehículo cien por cien eléctrico sin conductor. A Sant Cugat le seguirá Terrassa (del 14 al 18 en el Parc de Vallparadís), Sabadell (del 21 al 23, frente al Ayuntamiento), Girona, El Vendrell, Reus, Martorell y Vic.

A pesar de que este vehículo autónomo no lleva conductor, sí que habrá operadores técnicos que en todo momento acompañarán y asesorarán a los ciudadanos que viajen en él, además de resolver cualquier incidencia. Los recorridos solo constarán de una parada inicial y otra final y la velocidad del bus será de 18 km/h.

Su puesta en marcha se acompaña de una carpa informativa donde se explica cómo funcionan los buses autónomos y los cambios económicos, culturales y de planificación urbanística que comportará la llegada a los municipios de este tipo de transporte público.

Capacidad para doce personas
Durante la gira también se realizará una encuesta de la UB para analizar cómo percibe la ciudadanía la llegada del autobús sin conductor. Este bus tiene capacidad para doce personas (6 sentadas y 6 de pie) y se ha bautizado como ÈRICA (www.erica.cat), acrónimo de Eléctrico, Revolucionario, Inteligente, Compartido y Amable. De entre sus principales beneficios, destacan la seguridad, la sostenibilidad, la flexibilidad y la accesibilidad.

Publicitat

Respecto a la seguridad, varios estudios dicen que la mayor parte de los accidentes se deben a errores humanos, por lo que se deduce que la movilidad autónoma, como es el caso de este singular autobús, permite favorecer la seguridad viaria. Este bus circula de manera autónoma gracias a un sistema GPS de gran precisión y numerosos captores láser que permiten seguir su recorrido y detectar todo tipo de obstáculos. Su inteligencia artificial le ayuda a aprender de cada viaje y a decidir en cada situación la opción más segura.

La sostenibilidad también es una de sus bazas ya que una movilidad cien por cien eléctrica reduce la contaminación. Además, es un tipo de transporte flexible y accesible ya que al ser más pequeños, estos buses llegan a todo tipos de zonas.

LA CIFRA

18 km/h

Es la velocidad a la que viaja este autobús sin conductor.

Publicitat
To Top