Publicitat
Esports

Egoísmo positivo: sillas solidarias

Hace poco más de un año, los jóvenes Àlex Parreño y Jesús Oliver pusieron en marcha la asociación Egoísmo Positivo. Se trata de un peculiar vehículo que tiene por objeto integrar, a través del running, tan de moda en estos tiempos, a personas con alguna discapacidad, fundamentalmente de carácter psíquico. Su funcionamiento es sencillo: los organizadores ponen en contacto a personas con alguna disminución que quieren participar en una prueba atlética con voluntarios que les ayudarán empujando sus sillas durante todo el recorrido. En la pasada edición de la Mitja Marató Ciutat de Terrassa, el grupo Egoísmo Positivo participó con un total de siete sillas. “La única pretensión que tenemos es hacer felices a estas personas que quieren correr pero necesitan la ayuda de alguien que las ayude. Aceptamos a todo el mundo. La cosa comenzó como algo pequeño, pero se ha ido extendiendo y en el último año hemos participado ya en muchas pruebas. Hemos corrido incluso en Francia, en Grenoble”, explica Parreño, uno de los dos impulsores del proyecto. La mayor parte de los atletas que corrieron la Mitja enfundados en las camisetas negras de Egoismo Positivo sufrían parálisis cerebral. “Corremos pruebas de 10 kilómetros, Medias y Maratones”, señala Parreño.

Publicitat
Publicitat
To Top