Publicitat
Esports

Un bache de daños menores 

El San Cristóbal mantiene una ventaja sustancial en relación a la zona de descenso a pesar de la mala racha de resultados del conjunto que dirige Oliver Ballabriga, que acumula seis partidos consecutivos sin conocer la victoria. En ese período, los de Ca n’Angada únicamente han sumado uno de los dieciocho puntos en juego con un balance de un empate y cinco derrotas. Ese escaso botín, sin embargo, sólo les ha penalizado con la pérdida de tres puntos en relación al primer equipo de la zona de descenso.

Cuando se inició esta serie de resultados negativos, con motivo del desplazamiento al campo del Reus "B" en partido aplazado, los parroquiales tenían una distancia de doce puntos en relación al Castelldefels, que era quien marcaba entonces la zona de descenso. Ahora, seis partidos después, la misma es de 9 puntos con respecto al Sants, que es quien ocupa la cuarta plaza por la cola. Cabe recordar que esta temporada descienden cuatro equipos para devolver la categoría a los veinte participantes. Todo ello sin tener en cuenta posibles descensos compensados o ascensos que se puedan producir a Segunda "B", circunstancias que pueden incidir en el número final de equipos que pierdan la categoría.

El San Cristóbal consiguió un colchón de puntos notable durante la primera fase del campeonato que le está permitiendo transitar por este mal momento con menos urgencias, a la espera de que vuelvan los buenos resultados. De hecho, únicamente ha perdido tres posiciones en la clasificación (del noveno al duodécimo lugar) y la principal diferencia de su situación es que ahora está a doce puntos de la zona de "play off" cuando estuvo a tres, aunque esa no era su "guerra".

Peor defensa
Una de las principales diferencias en la trayectoria del San Cristóbal de las últimas semanas con relación a la anterior etapa hace referencia a la pérdida de su capacidad defensiva. En seis partidos, el conjunto de Oliver Ballabriga ha recibido 13 goles (una media de 2,1 por partido), lo que contrasta con la mayor capacidad anterior en esa faceta, cuando recibió 19 goles en 16 encuentros (1,1 de media). En estos momentos, el San Cristóbal es el cuarto equipo más goleado del grupo. En ataque, no existe una diferencia tan notable. Se ha pasado de hacer 1,3 goles por partido en los 16 primeros partidos a 0,8 en los seis últimos.

También es destacable la pérdida de fiabilidad en los partidos disputados en el campo municipal de Ca n’Anglada, uno de los mejores argumentos del equipo terrassense durante gran parte de su trayectoria. En sus ocho primeros partidos como local, el San Cristóbal sumó 19 puntos de 24 posibles, un dato más que sobresaliente. Esa solidez se ha perdido en la etapa más reciente dado que ya acumula tres partidos sin ganar como local, período en el que únicamente ha conseguido un punto.

El butlletí matinal del diari, Bon Dia Terrassa
Cada matí al teu correu. Gratis.

Llegeix la nostra política de privacitat per a més informació.

Publicitat
To Top